top of page

Yasmín, la ministra se equivoca de nuevo

José Manuel Rueda Smithers


Juntas, comunicación y ética, nos ayudan a vivir en armonía,

A construir relaciones sólidas y respetuosas,

A tratar a los demás como quisiéramos ser tratados.

Poema Comunicación y ética, de Emilio Lázaro.

La soberbia y falta de humildad son parte de la incultura humana. Y a la ministra de la Suprema Corte -la señora de la tesis plagiada- tiene exceso de las tres. ¿Por qué abrir un frente de batalla que de antemano se sabe perdido ante la opinión pública?

Afortunadamente la UNAM no permitió que por caprichos políticos y cupulares se pase por encima de la Ley, sin importar de quien o quienes se trate.

En breve recuento, todo pasó el mismo jueves:

a) El equipo legal de la ministra Yasmín Esquivel dio a conocer que una jueza en materia civil había resuelto con una sentencia inapelable que la ministra era la autora original del trabajo de tesis del que se le acusó de plagio.

Señalaron que la jueza novena civil de la Ciudad de México, María Magdalena Malpica -que por cierto alguna vez fue empleada de la ahora ministra- decide (o intenta) dar carpetazo con una sentencia definitiva en la que establece que Esquivel no plagió su tesis para licenciatura presentada ante la entonces ENEP (ahora FES) Aragón de la UNAM en 1987 para titularse como licenciada en Derecho.

Las pruebas presentadas por su defensa para acreditar que fue la autora, consistieron en dictámenes en materia de documentoscopía, grafoscopía, análisis de lingüística y hermenéutica, línea del tiempo, entre otras.

“Esta declaración judicial firme e inatacable emitida por la autoridad jurídica competente ha resuelto que la autora de la tesis cuestionada es Yasmín Esquivel Mossa y, por tanto, ella es la legítima titular de los derechos de autor de esta obra intelectual, por lo que nadie puede ostentarse como autor de la misma”, dijo Alejandro Romano Rascón, quien encabeza la defensa de la ministra.

b) Ahí mismo, Eduardo Andrade Sánchez, especialista en legislación universitaria, más recordado por su alcoholismo al aire en Televisa, señaló que el Comité de Ética (Cuética) de la UNAM debe declarar sin materia el procedimiento en contra de Esquivel Mossa.

c) Por la tarde, la ministra Esquivel difundió un mensaje en Twitter para dar por concluido el caso del presunto plagio de su tesis de licenciatura, luego de que su equipo de abogados presentó una resolución judicial “definitiva”.

d) La respuesta de la UNAM, difundida ampliamente, fue bien pensada y directo a lo que se tenía que decir. En pocas palabras, dice que:

“Los alcances de esta sentencia, por tanto, no obligan a la Universidad ni comprometen sus funciones académicas sustantivas. Esto debe quedar claro para evitar confusiones ante la opinión pública.

La UNAM continuará su defensa en contra del juicio civil notificado el 27 de abril, en el que le fueron dictadas medidas que le impiden desarrollar su trabajo académico, particularmente la entrega y consecuente publicidad del dictamen del Comité Universitario de Ética sobre la tesis profesional de la actual ministra”.

Cuética ya había informado sobre la conclusión del estudio del caso “y está en posibilidad de presentar un extenso y cuidadoso dictamen de naturaleza ética y técnico académica, el cual no ha emitido en acatamiento de mandatos judiciales.

Este Comité se suma a la apelación hecha por la Universidad para que se le permita concluir su trabajo académico”.

Ay señora ministra, al igual que su jefe el Sr. López, no aprenden a mantenerse callados cuando la oportunidad lo permite y pudieran sacar mejor provecho. Pero no, el caso es buscar los reflectores, aunque les quemen.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page