UNAM confirma relación entre el VPH y el cáncer cervicouterino; aquí los detalles

Investigadores de la UNAM identificaron el proceso por el que el VPH provoca cáncer cervicouterino; el hallazgo permitiría realizar tratamientos contra los tumores relacionados al virus.

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrieron el proceso por el cual se produce el cáncer cervicouterino, enfermedad que ocasionó más de cuatro mil muertes a lo largo del 2020. Se cree que con este hallazgo se puede implementar un tratamiento contra los tumores ocasionados por el Virus del Papiloma Humano (VPH).



El importante descubrimiento del mecanismo que confirma la carcinogénesis por el VPH, lo realizaron investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) y fue publicado en la revista PNAS.



La universidad detalló que la causa de la formación del cáncer se debe a "un grupo de virus considerados de alto riesgo que forman la familia VPH, de la cual se conocen 221 variantes y de los cuales las 16 y 18 son las responsables de 70 por ciento de los casos registrados".


Aunque se destaca que los mecanismos fundamentales "no son muy conocidos hasta ahora", se espera que pueden "ser nuevos blancos para tratamiento o terapéutica de tumores relacionados con VPH".


De acuerdo con Alejandro Manuel García Carrancá, investigador del IIBm, la variante 16 del virus es la más popular al detectarse "en más de la mitad de los tumores"; asimismo, agregó que entre las personas más jóvenes "parece permanecer dormido", pero una vez que "despierta, la situación se complica".



García Carrancá destaca que las enzimas E6 y E7 son clave en este proceso


El experto ya había trabajado con este tema y según el comunicado de la UNAM, en 1985 realizó su doctorado en el laboratorio de Moshe Yaniv en Francia, donde se investigó el 18; mientras que García Carrancá regresó a México para detallar cómo funciona la proteína 53, ya que se ha catalogado como el agente más importante para el desarrollo de los tumores.

Durante sus estudios el investigador también realizó hallazgos importantes de las enzimas E6 y E7 que son la pieza clave para la formación del cáncer, ya que obligan a las células a trabajar sin parar y sin morir. "Los virus utilizan ciertos elementos que la célula tiene, pero no emplea, y le permite a los virus sobrevivir de manera permanente", advierte.

"Identificar este mecanismo hace posible que estos segmentos sean blanco de tratamientos que eviten que el VPH descomponga la maquinaria celular", destaca la UNAM.

Aunque el hallazgo permite el desarrollo de nuevos tratamientos, los expertos aún deben encontrar las moléculas que son capaces de detener la estructura celular; afortunadamente, ya se realizan estudios con curcumina para bloquear la enzima 6 y estabilizar la proteína 53.

De acuerdo con el Observatorio Global de Cáncer, en México se reportaron 9 mil 400 casos de mujeres con cáncer cervicouterino en 2020, de las cuales más de cuatro mil perdieron la vida. Además, se estima que para el año 2040 la cifra de muertes podría incrementar hasta 13 mil 900 tan sólo en el país.



610 visualizaciones