top of page

Un verdadero compromiso las haría casi invencibles

CULTURA IMPAR

José Manuel Rueda Smithers

“Me rodea una misma cosa, un solo movimiento:

el peso del mineral, la luz de la miel…”

Poema Unidad, de Pablo Neruda

El éxito del sr. Andrés López es que durante años se dedicó a caminar con la gente, a sembrar ideas (las que fueran) y hacer voltear las miradas hacia una opción que terminara con los políticos que solo buscaban servirse y no servir. Se esté o no de acuerdo con él, todos los días se ven sus altos niveles de popularidad.

Desgraciadamente los partidos opositores están más preocupados por vencer a Morena que por ofrecer una verdadera opción para gobernar, lo que realmente convencería a los votantes para el 2024.

Están perdidos en foros y eventos tan desgastados que poca atención generan entre los ciudadanos. Y ni qué hablar de esos discursos vacíos y faltos de sustento sin proponer caminos nuevos de acción.

Necesitan estrategia política y trabajo positivo, más que atacar a los otros.

De ahí que una opción, un ejercicio de trabajo, de compromiso y de ideas, podría ser el que Xóchitl Gálvez y Beatriz Paredes ya no se desgastaran y trabajaran juntas como la verdadera alternativa que requiere el país para salir adelante.

Que se olviden de ganarle a tal o a cual personaje o partido y se dediquen a proponer cosas serias que generen esa esperanza de crecimiento tan postergada en los últimos –por lo menos- 10 años. La gente quiere propuestas, no pleitos.

Pareciera real el que Xóchitl Gálvez fuese la carta fuerte del Frente opositor para pelear la Presidencia de la República.

Si bien la sra. X ha logrado generar cierto impacto mediático, aún debe superar desafíos y demostrar capacidad para convertirse en un fenómeno político consumado. El éxito será desarrollar una estrategia equilibrada, enfocada tanto en el trabajo en la calle como en la exposición mediática, y conectar con los indecisos de manera efectiva.


Por su parte, Beatriz Paredes Rangel se sabe ya muy por encima de las presiones que los políticos de su partido –casi obsoletos- pudieran ejercer. Su propuesta es buena pues aspira no solo a un frente amplio, “un bloque nacional”, sino a una administración en la que co-gobiernen las fuerzas políticas.

Solo por soltar una idea de la Cultura Impar, Beatriz Paredes tiene la experiencia y las formas para hacer un discurso serio y bien orientado que permitiera a la sra. X abrirse espacio en la mente de la gente. No deben dejarse solas, pero deben atreverse a romper con las nomenclaturas partidistas que tanto daño hacen al país.

“Desde ya les aviso que yo estaré, si resulto seleccionada, convocando para hacer un gran equipo por el desarrollo de México", ha dicho Paredes varias veces. Tal vez sea su momento de apoyar a la de junto.

Habrán de basar la estrategia de campaña en la efectividad de los alcances del mundo digital, en los medios de comunicación masivos, y fortalecerse con el trabajo en la calle, en los pueblos (no nada más en el centro de las ciudades o en salones cerrados donde sólo unos cuántos acceden), y sí con mítines y “saludos de paso”.


Es quitarse el miedo ¿o la flojera? del contacto con la gente. No importa lo que se tarde en llegar de un punto a otro –como bien dicen los expertos- eso permitirá consolidar alianzas y demostrar que la política ya no se gana con imágenes o discursos mediáticos, sino por el contacto constante y vivo con la gente.


Las organizaciones deben encontrar un equilibrio de estrategias para llenar las urnas el próximo año. Es cosa de saber cómo decirlo para convencer.

Comunicación política, no es algo fácil, pero sí posible.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page