top of page

Un gesto que mejora la salud


Un gesto que mejora la salud

En la búsqueda continua por expresar afecto, el abrazo se erige como un gesto universal cargado de beneficios para la salud, revela un estudio científico reciente. El ser humano, por naturaleza, es un ser social que tiende a fortalecer lazos afectivos, y este vínculo tiene un impacto directo en su bienestar físico y emocional.


Según expertos, los abrazos no solo generan sensaciones de cercanía y felicidad con los demás, sino que también contribuyen a una mayor satisfacción personal. Este fenómeno se explica por la liberación de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, así como la producción de endorfinas, conocidas como las hormonas del "bienestar" y los analgésicos naturales. Este cóctel químico no solo reduce los niveles de estrés y ansiedad, sino que también promueve una sensación de calma y seguridad.


A largo plazo, el contacto amoroso, como el abrazo, desempeña un papel crucial en la construcción y el mantenimiento de una autoimagen saludable. Estudios respaldan la idea de que las muestras de cariño en las primeras etapas de desarrollo tienen un impacto significativo en la capacidad de afrontar el estrés y la ansiedad en la vida adulta.


Los beneficios físicos también son notables. Abrazar a alguien contribuye a reducir el ritmo cardíaco y los niveles de la hormona del estrés en el cuerpo. Además, se ha observado que este gesto promueve la relajación, estimula el desarrollo neuronal y puede tener efectos positivos en la prevención y reducción de enfermedades.


Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) destacan que los abrazos son un antídoto efectivo contra el insomnio, la tensión acumulada y fomentan el bienestar general. Por tanto, abrazar a nuestros seres queridos se presenta como una práctica saludable y recomendada para mejorar tanto nuestra salud física como emocional.

0 comentarios

Commentaires


bottom of page