google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Tendencias suicidas entre niñas, niños y adolescentes en México requieren atención urgente

Redactor: Daniel Lee

En un contexto preocupante, se ha revelado que cerca del 30 por ciento de niñas, niños y adolescentes en México están mostrando tendencias suicidas, acompañadas de cuadros de ansiedad.

Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, expertos en salud mental han destacado que cada año se realizan en promedio cuatro millones de consultas en las unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para abordar problemas de salud mental, especialmente en el caso de menores.

Estos trastornos mentales y de comportamiento se ubican en el sexto y décimo lugar, respectivamente, como los motivos más comunes de consulta, tanto en las clínicas especializadas como en el primer nivel de atención de salud.

Uno de los desafíos significativos que enfrenta la atención de la salud mental en México es la escasez de médico personal especializado. Actualmente, existen muy pocos psiquiatras y psicólogos en todo el sistema de salud pública, sumando aproximadamente 800 profesionales con esta formación.

La falta de recursos humanos capacitados limita la capacidad del sistema de salud para brindar la atención adecuada a quienes la necesitan.

Los expertos señalan que niñas, niños y adolescentes en México enfrentan una serie de desafíos, incluyendo la violencia, la depresión y la desintegración familiar, factores que pueden contribuir a la aparición de pensamientos suicidas. Estos problemas deben abordarse de manera urgente para garantizar la salud mental y el bienestar de la juventud del país.

La prevención del suicidio y la promoción de la salud mental entre las poblaciones más jóvenes deben ser prioridades en la agenda de salud pública.

Se requieren medidas significativas, incluyendo una mayor inversión en recursos humanos capacitados, servicios de salud mental accesibles y una mayor conciencia pública sobre la importancia de abordar estos problemas de manera proactiva.

La colaboración entre el gobierno, las instituciones de salud y la sociedad en su conjunto es esencial para enfrentar esta crisis de salud mental y garantizar un futuro más saludable para la juventud mexicana.

0 comentarios

Comments


bottom of page