top of page

Se registra la primera muerte en Japón por el virus Oz

Redactora: Lourdes Torres Camargo

El Ministerio de Salud de Japón confirmó la primera muerte humana por el virus Oz, que es conocido desde 2018 en el país y luego de poco más de cuatro años cobró a su primera víctima, que murió a causa de una miocarditis, según confirmaron las autoridades el viernes 23 de junio.

El diario Japan Times reportó que se trata de una mujer de 70 años, proveniente de la prefectura de Ibaraki, misma que sufrió una picadura de una garrapata. Su muerte ocurrió el año pasado, y las autoridades de Japón confirmaron el caso hace días.

Los reportes indican que se trataría de un virus local, ya que la mujer no tenía antecedentes de viajes a otro país, y hace un año acudió a una clínica con fiebre, fatiga y dolor en articulaciones. En un principio se sospechaba de una neumonía; sin embargo, un año después se confirmó la infección por virus Oz.

“Este es el primer caso informado de aparición y muerte en un caso de infección humana con Ozvirus, y el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar continuará recopilando información y realizando investigaciones sobre este virus, y tomará las medidas apropiadas”, escribió la dependencia.

¿Qué es el virus Oz?

Conocido también como OZV, se trata de un virus ARN perteneciente al género Thogotovirus que se identificó por primera vez en 2018. Normalmente se ubica en la región nipona de Kanto, así como en Chiba y Gifu, y se sabe que algunos de los animales que han presentado infección por este virus son simios, ciervos y jabalíes.

Las muestras que se han encontrado del virus demuestran que puede estar ampliamente distribuido en Japón, aunque por el momento se han confirmado pocos contagios en humanos.

La principal vía de contagio de este virus es a través de garrapatas que pican a humanos, principalmente en zonas rurales. Sin embargo, las autoridades de Japón, a casi cinco años de la detección del virus, aún no llegan a una conclusión clara sobre las vías de contagio en humanos.

El problema al que se enfrentaría Japón en caso de que el virus se esparciera es que no existe algún medicamento conocido para tratar la infección por el virus Oz, además de que no existen vacunas y el único tratamiento es la atención para la reducción de síntomas.

0 comentarios

Comments


bottom of page