Síntomas silenciosos de la diabetes y cuál es el tratamiento

¿Sabías que existe la prediabetes? Aquí te damos a conocer su significado y cómo puedes evitarla para no llegar al punto de padecer diabetes y que sea irreversible.

En México, más del 70 % de la población adulta tiene exceso de peso y, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) de cerca de 8.6 millones de personas, es decir 10.3% de la población, tienen diabetes pero sabías que existe la ¿prediabetes?



¿Qué es la prediabetes?


La prediabetes significa que el nivel de azúcar en la sangre es más alto de lo normal, sin llegar a ser lo suficientemente alto como para ser considerado diabetes.

Un nivel de glucosa sanguínea inferior a 140 mg/dL (7.8 mmol/L) es un valor normal; un valor de más de 200 mg/dL (11.1 mmol/L) indica diabetes y un resultado de entre 140 y 199 mg/dL (7.8 y 11.0 mmol/L) indica prediabetes.


Síntomas de la prediabetes


La prediabetes no suele presentar ningún signo o síntoma, sin embargo, un posible signo puede ser el oscurecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo.


Las áreas afectadas pueden incluir el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y los nudillos.


¿Cómo diagnosticar la prediabetes?


La prueba de hemoglobina glucosilada (A1C) o (HbA1c) mide los niveles de glucosa sanguínea, y puede ser un indicador de confirmación si se tiene sospecha de padecer prediabetes.

Los especialistas recomiendan realizar esta prueba al menos una vez al año.


Recomendaciones para prevenir la prediabetes


La prediabetes es una señal de advertencia y es por ello, que la persona tiene la oportunidad de realizar cambios en su estilo de vida para no llegar a un punto en el que las afectaciones sean irreversibles y se llegue al punto de padecer diabetes. Aquí algunas recomendaciones:


  • Tener una alimentación alta en fibra.

  • Moderar el consumo de los alimentos con alto contenido calórico y de carbohidratos.

  • Realizar actividad física con regularidad.

  • Mantener un peso saludable (para saber el peso ideal, consultar al médico o nutriólogo).

  • Moderar el consumo de alcohol.

  • Disminuir los alimentos altos en grasas saturadas y grasas trans.

  • Evitar las bebidas azucaradas y refrescos.

  • No fumar.

  • Levantarse unos minutos después de un periodo prolongado de estar sentado.

  • Acudir periódicamente al médico para realizarse pruebas de glucosa en sangre.



418 visualizaciones