Rueda

Por Déborah Buiza

@DeborahBuiza

Se dice que a lo que le prestas mayor atención crece, sea positivo o negativo; sin embargo, quiero plantearte lo siguiente: si te enfocas sólo en una cosa ¿qué sucede con todo lo demás?


La vida tiene muchos aspectos que de repente se nos “olvidan” porque estamos inmersos en alguna problemática o en algo que requiere demasiada atención o energía, pero si desatendemos esos otros espacios, en algún momento pueden convertirse en temas que requerirán atención urgente. Son como esa minifuga del W. C. que, de no atenderla, vacía el tinaco y te deja sin agua en toda la casa.


Existe una famosa herramienta llamada la “Rueda de la vida”, que propone distintos aspectos y uno señala en qué punto se encuentra de cada uno. Al unir los puntos es posible ver el desequilibrio y la parte que requiere mayor atención (o evidencia a qué parte has dado más atención, al desatender las otras). Seguro en la red encuentras alguna propuesta gráfica, pero me gustaría listar los aspectos que la mayoría tiene:


• Familia / amigos = relaciones


• Pareja / amor = romance


• Contribución a la sociedad


• Dinero = Finanzas


• Salud (física / mental)


• Trabajo


• Entorno físico


• Desarrollo personal


• Ocio y tiempo libre = Diversión y recreación


• Formación continua


Si te preguntara cuánta atención has prestado a cada aspecto durante esta semana ¿cuál sería tu respuesta?


Observa con atención el listado. ¿En qué inviertes más energía con pobres resultados? ¿Qué aspecto está descuidado y requiere atención urgente?


Cada punto tiene su razón de ser (en lo cual hoy no vamos a profundizar) y, de no procurarse, los efectos pueden empezar a notarse con el tiempo; tal vez se pueda percibir una sensación de insatisfacción, vacío, aburrimiento, ansiedad, tristeza, enojo o que “algo falta”.


A veces nos sentimos estresados, tristes, enojados o incómodos y no sabemos de dónde sale aquello. Un ejercicio interesante sería revisar esta lista y preguntar ¿cómo estamos cubriendo estos aspectos? Las respuestas nos pueden dar pistas de lo que sucede y de lo que hace falta por trabajar.


Es imposible mantener el equilibrio constante y permanente, pero podemos estar conscientes de las áreas que requieren de nosotros y cuidarlas, para que sean fuente de energía, motivación, alegría y nos permitan contar con lo necesario para alcanzar nuestros proyectos y sueños.


Y tú ¿en qué enfocas tus energías y tu tiempo?