google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Robot de exploración espacial mexicano en el top 10 mundial

Redactor Fernando Galindo

Quantum Robotics del Tecnológico de Monterrey, es el equipo del campus Estado de México, que es el responsable de desarrollar el único robot mexicano de exploración espacial y de asistencia a astronautas, colocándose entre los 10 mejor calificados del mundo, dentro de la competencia internacional University Rover Challenge (URC), llevada a cabo en el desierto de Utah, en Estados Unidos.

El URC es un encuentro anual promovido por la asociación civil, que desde 1998 impulsa la investigación para la posible exploración y colonización del planeta Marte. La competencia de robótica para estudiantes de nivel universitario desafía a los equipos a diseñar y construir un rover que sería útil para los primeros exploradores en el Planeta rojo.

Este vento se lleva a cabo anualmente en la Estación de Investigación del Desierto de Marte, en las afueras de Hanksville, Utah en los Estados Unidos. El sitio fue seleccionado por la Sociedad de Marte por su similitud geográfica con Marte: además de ser un área desértica en gran parte estéril, el suelo en el área tiene una composición química similar al suelo marciano.

La competencia se ha expandido internacionalmente, se han incluido el European Rover Challenge, el Canadian International Rover Challenge y el Indian Rover Challenge como parte de la Rover Challenge Series. Con sus competencias, el URC anima a los estudiantes a desarrollar habilidades en robótica, mejorar el estado del arte en rovers y trabajar en equipos multidisciplinarios con la colaboración entre científicos e ingenieros. La competencia se lanzó en 2006 con competiciones celebradas anualmente cada verano desde 2007.

Por su parte en el proyecto del Tec de Monterrey participó un equipo multidisciplinario conformado por 33 estudiantes provenientes de diferentes carreras de ingeniería y licenciatura, así como el apoyo del doctor Miguel Gálvez y 7 profesores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. Los jóvenes obtuvieron el décimo lugar entre más de 105 universidades de todo el mundo y escalaron 5 posiciones respecto a su participación del año anterior, donde también lograron un buen desempeño.

La competencia estuvo dividida en cuatro misiones durante tres días, y todos los rovers participantes tuvieron que superar cada una de ellas con el mayor número de tareas completadas. Una de las más complejas fue la Extreme Delivery Mission, cuyo objetivo es identificar un tipo de roca específica y entregarla a un astronauta a través de una ruta trazada y llena de obstáculos como acantilados y desniveles.

“A nosotros nos tocó buscar una roca fósil, y fuimos de los únicos 3 equipos que pudieron localizar la piedra correcta con éxito y pasar a la siguiente prueba de esa misión” mencionó Marco Moreno, estudiante de Ingeniería Robótica y líder del equipo.

Otra de las pruebas, fue realizar tareas de precisión para activar palancas, presionar botones en momentos clave y poner objetos en lugares pequeños, como una caja de 5 kg. Todo de manera teleoperada desde una estación base sin vista al exterior. Mientras que la última misión fue detectar la presencia de elementos químicos a través de un pequeño laboratorio dentro del rover, para determinar si es posible la existencia de vida en diferentes planetas.

Debido a que su proyecto fue exitoso, el equipo ya se encuentra trabajando en las principales mejoras para su participación del próximo año, las cuales están relacionadas con el desempeño de sus sistemas, como la velocidad de procesamiento de los algoritmos de navegación autónoma y la implementación de una computadora hasta 50 veces más potente en comparación de la que tenían.

Además de centrarse en el diseño y construcción de un nuevo brazo robótico, con la ayuda de tecnología innovadora en motores de precisión, la cual ya se utiliza en las maniobras que se llevan a cabo en el planeta rojo.

“En este proyecto hemos tenido el apoyo de diversas empresas y organizaciones que han contribuido de diferentes formas, tanto con infraestructura a través de nuestra Universidad, hasta componentes más especializados que recibimos de compañías como Maxon, Protocase, SkyKof Robotics y EcomakerStore” agregó Marco Moreno.

0 comentarios

Comments


bottom of page