top of page

Revolucionaria técnica espacial para detectar oxígeno en exoplanetas promete

acelerar la búsqueda de vida

Redactor: Joel Charles

En una emocionante iniciativa para descubrir vida en otros rincones del cosmos, un equipo de científicos de la Universidad de California en Riverside ha contribuido al desarrollo de una innovadora técnica que podría revolucionar la exploración espacial al permitir la detección de oxígeno en exoplanetas. Esta nueva herramienta, destinada a ser empleada por el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, tiene el potencial de distinguir entre planetas vivos y desolados, acelerando así la búsqueda de vida en el espacio.


La presencia de oxígeno en la atmósfera de un exoplaneta se considera un posible indicio, aunque no una prueba definitiva, de la existencia de vida, un fenómeno conocido como "biofirma". En la Tierra, este gas es producido en abundancia por organismos como plantas, algas y cianobacterias mediante la fotosíntesis, convirtiendo la energía solar en energía química.


Dado que la exploración directa de estos exoplanetas distantes es imposible debido a su lejanía, los científicos utilizan telescopios avanzados como el Telescopio Espacial James Webb para analizar sus atmósferas. Esta nueva técnica se enfoca en la detección de una señal característica emitida por las moléculas de oxígeno cuando chocan entre sí, un fenómeno previamente considerado indetectable con el James Webb. Thomas Fauchez, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, quien lideró el estudio, afirma que "antes de nuestro trabajo, se pensaba que el oxígeno a niveles similares a los de la Tierra era indetectable con Webb."


El astrobiólogo Edward Schwieterman, miembro del equipo detrás de esta técnica, enfatiza la importancia del oxígeno como una molécula emocionante para detectar, pero advierte que no es necesariamente un indicador infalible de la presencia de vida. Añade que "el oxígeno es una de las moléculas más emocionantes debido a su vínculo con la vida, sin embargo, no sabemos si la vida es la única causa de la presencia de oxígeno en una atmósfera. Esta técnica nos permitirá encontrar oxígeno en planetas vivos y muertos".


Sin embargo, los científicos también señalan que el oxígeno puede acumularse en la atmósfera de un exoplaneta estéril debido a procesos no relacionados con la vida. Por ejemplo, si un exoplaneta está demasiado cerca de su estrella anfitriona o recibe una cantidad excesiva de luz, su atmósfera podría sobrecalentarse y perder agua, que se descompondría en oxígeno y hidrógeno. Esto podría dar lugar a una atmósfera rica en oxígeno sin necesariamente indicar la presencia de vida.


Schwieterman advierte que aún existe incertidumbre sobre cuán común podría ser este proceso en los exoplanetas y destaca la importancia de determinar si los planetas inertes también generan oxígeno atmosférico. Esta investigación es fundamental para distinguir entre planetas vivos y muertos y avanzar en nuestra comprensión de la vida más allá de nuestro sistema solar.

0 comentarios
bottom of page