Qué son las enzimas sirtuinas y qué pueden hacer por nuestra salud

  • Estas enzimas son claves en el proceso de envejecimiento, de ahí que se las conozca como 'el gen de la longevidad'.

  • ​Una dieta baja en calorías ayuda a activar estas enzimas.

Prolongar la longevidad y la pérdida de peso son dos de las cuestiones que más obsesionan a la sociedad de nuestros días, y según algunos descubrimientos llevados a cabo en los últimos años, las enzimas sirtuinas podrían jugar un papel importante en ambas. Esta familia de proteínas, descubiertas hace algunas décadas, podría tener, además capacidad para prevenir enfermedades neurodegenerativas. Veamos qué son exactamente y cómo podemos hacer para activarlas.


¿Qué son las sirtuinas y qué funciones tienen?


Las enzimas sirtuinas fueron descubiertas hace unas cuatro décadas, y desde entonces, se ha estudiado qué funciones desempeñan en nuestro organismo. Su tarea principal es la protección de la célula y de ellas depende la longevidad de numerosas especies de animales, de ahí que sean conocida como el gen de la longevidad. Poco a poco se ha ido descubriendo que esta familia de siete proteínas además de jugar un papel importante en el proceso de envejecimiento, tiene otras funciones:


•Protege contra el estrés oxidativo. Esto, además de prevenir contra el envejecimiento prematuro de las células, ayuda a proteger contra muchas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como diabetes, cáncer y las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer o el Parkinson. Además, algunas investigaciones relacionan también estas enzimas con una mayor función cognitiva, capacidad de aprendizaje, memoria.


•Repara el ADN y lo protege frente la toxicidad genética. De este modo, se mantiene la integridad del genoma.


•Ayuda al metabolismo a quemar grasa. Combate el estrés metabólico-energético en situaciones de obesidad e intolerancia a la glucosa y aumenta la eficiencia energética.

¿Cómo podemos activar las sirtuinas?

En los últimos años se ha puesto de moda lo que se conoce como la dieta SIRT (o SIRT food), es decir, una dieta ideada por Aidan Goggins y Glen Matten que promete una gran pérdida de peso en poco tiempo, a la vez que protege del envejecimiento prematuro por la disminución del estrés oxidativo.


Se trata de la dieta con la que la cantante Adele perdió más de 50 kilos, y se basa en que determinados alimentos -o los compuestos que hay en ellos, como el vino o el chocolate- activan la producción de estas enzimas, concretamente la SIRT1, la que se relaciona con una mejora metabólica en situaciones de obesidad e intolerancia a la glucosa.


Aunque es cierto que esta dieta ayuda a bajar de peso rápido y a estimular las sirtuinas, no está demostrado que lo haga más que otras dietas, pues lo que sí se sabe a ciencia cierta es que las dietas que provocan un déficit calórico, es decir, que favorecen la pérdida de peso porque son hipocalóricas y aportan menos de lo que quemamos, es lo que realmente activa estas enzimas.


Así, está demostrado que las dietas bajas en calorías, no solo ayudan a bajar de peso, y mejoran los niveles de colesterol y glucosa, sino que reducen el estrés oxidativo y el riesgo de padecer enfermedades relacionados con este, y esto ocurre porque activan 'el gen de al longevidad.


Pero, ¿es posible activar las sirtuinas sin llevar una dieta baja en calorías? Los científicos creen que podría ser, y ya se están realizando estudios sobre si es posible activar el SIRT con la introducción de algunos alimentos y sin restricción calórica, pero, aunque los resultados son prometedores en ratones, no se sabe si es extrapolable ratones.


Además, esta afirmación todavía es polémica, pues dentro de los alimentos que se supone que inducen a esta activación de las enzimas sirtuinas está el vino, que, aunque consumido con mucha moderación no tiene por qué perjudicial para la salud, no deja de ser una bebida alcohólica, cuyo consumo no está aconsejado en ninguna dieta saludable.


Otros alimentos que activarían algunas enzimas sirtuinas son las semillas de chía, la canela, el cacao -no el chocolate-, el aceite de oliva, la col, los frutos rojos o las bayas. Se trata de alimentos que independiente de si activan o no las sirtuinas, son saludables, por lo que siempre estaría aconsejado su consumo. Si lo que buscamos en la activación de las sirtuinas para bajar peso y mejorar nuestra salud para tener una longevidad saludable, una dieta ligera basada en vegetales y el ejercicio físico, de momento, es lo único que está demostrado que sí funciona.