¿Qué hacer con el poso de café de todas las mañanas?

Redacción Amanda Toscano González ANCOP

Mucha gente está acostumbrada a tomar diariamente una taza de café (o más) para comenzar su día, situación favorable para la producción del grano. Sin embargo, los residuos que deja la preparación de este, el famoso “poso de café” por lo general es desechado al bote de basura.


En lugar de eso, ¿Qué se puede hacer con él?


Científicos del Instituto Fraunhofer de Medio Ambiente y Técnica de Seguridad y Energía de Alemania, explicaron que es desafortunada la cantidad de desechos de café que se tienen anualmente y por lo que se ha investigado cómo reutilizarlos. Algunas opciones son para eliminar colorantes, así como abono de distintos tipos de plantas e incluso como sustrato para setas.


Distintas empresas a nivel mundial han encontrado que si los residuos del café son mezclados con otros materiales orgánicos o químicos se puede lograr una resistencia y durabilidad mayor para distintos usos. Una de dichas empresas, Kaffeeform busca implementar su uso para fabricar vasos de varios usos e incluso relojes.


En México, es muy común y fructífero, vaciar los residuos del café en las macetas, y resulta un nutriente estimulante que les ayuda a crecer y a fortalecer sus colores al brotar. Es una especie de abono natural para la tierra en las casas.