¿Qué es el ‘hongo negro’ y cuáles son los síntomas de esta enfermedad en pacientes con COVID-19?

Comienza en las vías respiratorias y se disemina por el cuerpo. En el país asiático ya es considerado una pesadilla dentro de la pandemia de coronavirus.

En India, los pacientes con COVID-19 recuperados están desarrollando una rara infección mortal que denominan “hongo negro”. Comienza en las vías respiratorias y se disemina por el cuerpo. En el país asiático ya es considerado una pesadilla dentro de la pandemia de coronavirus.


Se han registrado miles de casos entre pacientes que se habían recuperado de COVID-19 o que estaban en proceso de recuperación, de ahí que se asocie a la pandemia. Sin embargo, la enfermedad reportada en la India es la mucormicosis (también llamada zicomicosis), causada por un grupo de hongos llamados mucormicetos.


“Los médicos de la India informan que el número de casos de mucormicosis ha aumentado considerablemente y que los hospitales más grandes la diagnostican en los pacientes cada dos días”, dijo Oliver Cornely, profesor de investigación en el Centro Europeo de Excelencia para Infecciones Fúngicas Invasoras en Colonia, Alemania.


“El hongo comienza en las fosas nasales y se disemina a través de la membrana mucosa hasta los huesos”, explicó Cornely. “También puede pasar a través de los huesos hasta los ojos, la cuenca del ojo, los músculos y los nervios”.


Cuando eso sucede, los cirujanos a menudo tienen que extirpar un ojo completo para salvar la vida de un paciente. Es una operación radical, pero se considera la única forma que tienen los médicos de eliminar el tejido infectado. “El hongo también puede infectar el cerebro”, dijo Cornely.


¿Cuáles son los síntomas?


La mucormicosis es una infección poco común. Las personas lo contraen cuando entran en contacto con mucormicetos, un tipo de moho. Los síntomas iniciales suelen ser bastante comunes: ojos rojos o nariz enrojecida. Más tarde, los pacientes pueden tener secreción nasal con sangre o negra, quizás también fiebre y pueden experimentar dificultad para respirar.


También presentan secreción nasal (negruzca / sanguinolenta), dolor local en el pómulo. Dolor, entumecimiento o hinchazón facial unilateral, así como decoloración negruzca sobre el puente de la nariz y / o el paladar.


Se puede presentar dolor de muelas, aflojamiento de dientes, afectación de la mandíbula; visión borrosa o doble con dolor, lesión cutánea; trombosis y necrosis, además de dolor de pecho, dificultad para respirar y vómitos con sangre.


Sin embargo, dicen los especialistas, no hay necesidad de entrar en pánico y el riesgo de que una persona sana o incluso alguien con una infección leve por coronavirus contraiga mucormicosis es poco común. Aunque es importante tratar la mucormicosis lo antes posible.


“No hay duda de que los médicos en la India tienen la experiencia suficiente para detectar una mucormicosis, pero ni siquiera ellos normalmente verían este tipo de infecciones con tanta frecuencia”, dijo Cornely. Pero esa es precisamente la situación que enfrentan ahora, agregó.


De acuerdo con una investigación de la BBC, la mucormicosis no es contagiosa entre personas o animales. Solo se desarrolla en pacientes con las condiciones propicias en su cuerpo, como la diabetes o la inmunodepresión causada por otras enfermedades.


La semana pasada, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que la mucormicosis no es nueva y que no se debe de pensar que se expandirá como el coronavirus. “Ha habido una cantidad importante de casos de mucormicosis en India. Es posible que esto se deba al uso de dosis muy altas de medicamentos esteroides”, explicó.