Patenta México Biotecnología para evitar químicos en el campo



Investigadores del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron una tecnología biológica que inhibe el crecimiento de mala hierba en cultivos, y la patentaron ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).


El producto podría ser el potencial sustituto del glifosato, herbicida que puede tener efectos cancerígenos en el ser humano, por lo cual el gobierno mexicano prohibió su importación.


El Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) Tlaxcala explicó que a partir de esta tecnología fue posible seleccionar ocho bacterias que regulan el crecimiento de semillas silvestres de hierbas que compiten con las plantas de los cultivos para obtener luz, agua y nutrientes del suelo, reduciendo los rendimientos y la calidad, además de dificultar el riego y la cosecha.


Concluyen los investigadores que la innovación implícita en esta tecnología tiene que ver con la observación y comportamiento del banco de semillas herbáceas de suelos silvestres, colectadas en el bosque de montaña y en las selvas bajas de Tehuacán, Puebla, en bosques de pinos, y en la zona mixteca de Izúcar de Matamoros, Guerrero.


“Al alimentarse de sus raíces, se aíslan las bacterias con mayor capacidad para regular el crecimiento de las herbáceas y su proceso de germinación”, dice el estudio.


El trabajo derivó en una tecnología que aporta beneficios al campo y a la población, gracias a la vinculación con el sector productivo, en colaboración con estudiantes de la maestría en Biotecnología Productiva.