OPS avala cambios en semáforo covid de México; "dará mayor precisión", afirma

La Secretaría de Salud ha compartido con la Organización Panamericana de la Salud su evaluación respecto al inicio del tercer pico de transmisión de covid-19 en México, indicó Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideró que los ajustes al Semáforo de Riesgo Epidémico del coronavirus en México dará “una mayor precisión, representatividad y especificidad de los indicadores para pasar de color naranja y a rojo” y llamó la atención sobre la tendencia a la alza de contagios.


Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para covid-19 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explicó que fueron informados por la Secretaría de Salud sobre “algunos cambios recientes en la metodología del Semáforo de Riesgo que se está utilizando en el país.

“Este semáforo combina varios indicadores para la evaluación de riesgo y da una orientación para los estados. Entendemos que se ha ajustado la ponderación de algunos indicadores tal como la tasa de ocupación hospitalaria y la tasa de casos activos”, dijo. “Entendemos también que la evolución de la metodología tiene como objetivo evitar fluctuaciones demasiado amplias de las recomendaciones hechas a los estados para el aforo de espacios, movilidad, operación de actividades esenciales, operación de actividades no esenciales, uso de cubrebocas o mascarilla, y actividades de comunicación de riesgo “Los ajustes a la metodología del semáforo tendrán como consecuencia una mayor precisión, representatividad y especificidad de los indicadores para pasar a semáforo de color naranja y rojo y debería permitir un mejor ajuste de las actividades económicas no esenciales en las entidades federativas”.

A nivel federal, dijo, hace más de tres semanas que la Secretaría de Salud de México ha compartido con la OPS su evaluación en cuanto al inicio de un tercer pico de transmisión en el país.

“Durante las últimas semanas se ha notado una tendencia al incremento en los estados de la península de Yucatán (incluyendo Quintana Roo), así como en el estado de Baja California Sur y en la Ciudad de México, también en otros estados. “Creo importante mencionar que la dinámica de este nuevo pico de transmisión podría ser diferente en las diferentes regiones geográficas del país y dependerá de los movimientos de la población y de otros factores”.