Nada que celebrar en este Día Mundial del Ictus murieron en 2021 más de 37 mil mexicanos

Redacción Daniel Lee ANCOP

A tiempo nueve de 10 casos son prevenibles

Cara colgada, mano pesada y lengua trabada,.. ALERTA, ponga atención y no lo deje. Estos síntomas permitirán detectar y tratar a tiempo a tiempo el ictus, una enfermedad vascular cerebral que en 2021 causó la muerte a más de 37 mil personas en nuestro país.

Para la autoridad de salud este padecimiento es ya una emergencia médica que debe atenderse durante los primeros minutos para evitar secuelas irreversibles o fallecimiento.

Los directores generales del Instituto Nacional de Neurología y de Neurocirugía (INNN) Manuel Velasco Suárez y Antonio Arauz Góngora, respectivamente, detallaron que esta EVC se presenta por oclusión de pequeños vasos en el cerebro, ruptura y acumulación de grasas y colesterol dentro de las arterias, lo que reduce la circulación de sangre al cerebro.

Arauz Góngora informó que, en 2021, el ictus en México fue la séptima causa de muerte en población en general al ocasionar 37 mil 453 decesos, la mayoría en hombres mayores de 65 años, conforme a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En el mundo es la primera causa de discapacidad en personas adultas.

En nuestro país existen 118 casos por cada cien mil habitantes, lo que representa 170 mil nuevos pacientes al año, de los cuales 20 por ciento puede fallecer en los primeros 30 días, y siete de cada 10 quedarán con alguna discapacidad.

En el Día Mundial del Ictus este 29 de octubre, precisó que las personas identifican a esta enfermedad como derrame –hemorrágica-, o embolia –isquémica-. En ambos casos la o el paciente debe ser trasladado de inmediato al hospital para recibir atención oportuna.

En el INNNN, detalló, 80 por ciento de casos es de tipo isquémica, que ocurre cuando una arteria se tapa; el resto es por hemorragia cerebral debido a diabetes, hipertensión, tabaquismo, colesterol y triglicéridos elevados.

En 2021, el instituto a su cargo atendió 580 pacientes con esta enfermedad; 80 por ciento por infarto cerebral y 13 por ciento por hemorragias intercerebrales; el resto, por otras causas.

La subdirectora de Enseñanza en el INNN, Fabiola Serrano Arias, subrayó que las personas pueden identificar que se trata de una EVC a través de Camaleón; es decir, cara colgada (CA); mano pesada o debilidad en un brazo, pierna o en ambos, acompañada de alteraciones en la cara (MA); lengua trabada o dificultad al hablar (LE); y ON se refiere a ponerse en acción.

La especialista precisó que una de cada cinco personas que sufre infarto cerebral fallece y tres de cada cinco quedan con secuelas. Entre más rápido reciba atención médica hay menos daño, cada 15 minutos ahorrados representan cuatro por ciento de aumento en las probabilidades de sobrevivir a la afección; es decir, las primeras horas son determinantes para una mejor recuperación o incluso salvar la vida.

Indicó que el tratamiento oportuno facilita la función sanguínea y consiste en medicamentos trombolítico intravenoso o endovascular y otras técnicas, dependiendo del tiempo en que la o el paciente llegue para recibir atención médica.

Serrano Arias puntualizó que la EVC es prevenible en nueve de cada 10 personas que está en riesgo de sufrir este evento y la hipertensión arterial sistémica es el principal factor, ya que de 30.9 a 49.9 por ciento de personas hipertensas desarrollan ictus.

3 visualizaciones