top of page

Misteriosas líneas horizontales en la Vía Láctea que podrían ser un código morse

Redacción: Joel Charles

Un fascinante hallazgo desvela filamentos horizontales en la Vía Láctea, formando un posible código morse, según estudio de la Universidad de Northwestern.

En un reciente estudio publicado por la revista The Astrophysical Journal Letters, investigadores de la Universidad de Northwestern han realizado un descubrimiento sorprendente en nuestra galaxia. Han identificado la presencia de misteriosos filamentos horizontales cerca del Sagitario A*, el agujero negro ubicado en el corazón de la Vía Láctea, a una asombrosa distancia de 25.000 millones de años luz de la Tierra. Este novedoso hallazgo representa un avance significativo en la exploración espacial, ya que hasta ahora solo se habían documentado filamentos verticales.

El equipo de investigación, liderado por Farhad Yusef-Zadeh, ha empleado diversos instrumentos, incluyendo el telescopio Webb, para realizar este descubrimiento sin precedentes. "Siempre nos hemos centrado en los filamentos verticales y su origen. Estoy acostumbrado a su naturaleza vertical. Nunca consideré que pudieran existir otros en una dirección horizontal", revela Yusef-Zadeh, quien ha estado estudiando estos filamentos desde 1980.

El análisis llevado a cabo mediante un radiotelescopio ha revelado que estos hilos horizontales tienen aproximadamente seis millones de años y parecen emerger del agujero negro central. Sin embargo, lo más intrigante para los expertos es su peculiar configuración, ya que parecen seguir un patrón que se asemeja a un código morse. "Descubrimos que estos filamentos no son aleatorios, sino que parecen estar relacionados con la emisión de nuestro agujero negro", explica el líder de la investigación.

Este inesperado hallazgo ha dejado perplejos a los científicos, como Yusef-Zadeh señala: "Fue una sorpresa encontrar de repente una nueva población de estructuras que parecen apuntar en la dirección del agujero negro". Mientras que los filamentos verticales alcanzan distancias de hasta 150 millones de años luz, los filamentos horizontales recién descubiertos se extienden entre cinco y diez millones de años luz, lo que amplía aún más nuestro entendimiento de la Vía Láctea y sus enigmáticos fenómenos.

La revelación de estos filamentos horizontales con una posible estructura de código morse despierta interrogantes sobre su origen y significado. Los investigadores se encuentran inmersos en el análisis de estos patrones inusuales, en un intento por desentrañar los secretos que la propia galaxia podría estar transmitiendo a través de estos enigmáticos mensajes cósmicos.

0 comentarios

Comments


bottom of page