top of page

¿Miedo a salir de casa? Puede ser agorafobia: conoce los síntomas

Redactor Fernando Galindo

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad, que implica tener miedo y evitar lugares o situaciones que podrían provocar pánico y sensación de estar atrapado, indefenso o avergonzado por algo que está ocurriendo o que ocurrirá en el futuro.

La ansiedad se genera por el miedo a que no haya medios accesibles de escape o ayuda si la ansiedad se vuelve abrumadora. Es posible que evites situaciones por miedo, como, por ejemplo, a perderte, caerte o tener diarrea y no poder ir al baño. La mayoría de las personas con agorafobia la desarrollan luego de tener uno o más ataques de pánico, lo que las hace preocuparse por tener otro ataque. Esto las lleva a evitar lugares donde dichos ataques podrían volver a suceder.

Este padecimiento suele hacer que la persona tenga dificultades para sentirse segura en cualquier lugar público, especialmente donde se reúnen multitudes y en lugares que no le son familiares. Es posible que sientas la necesidad de tener un acompañante, como un familiar o amigo, para que vaya contigo a lugares públicos. El miedo puede ser tan abrumador que tal vez te sientas incapaz de salir de tu casa.

El tratamiento de la agorafobia puede ser difícil porque implica la confrontación de tus miedos. Pero con un tratamiento adecuado, que por lo general consiste en un tipo de terapia llamada “terapia cognitivo conductual” y medicamentos, puedes escapar de la trampa de la agorafobia y disfrutar más de la vida. Los síntomas típicos de la agorafobia incluyen el miedo a:

  • Salir de casa solo.

  • Estar en una multitud o esperar en una fila.

  • Estar en espacios cerrados, como cines, ascensores o tiendas pequeñas.

  • Estar en espacios abiertos, como estacionamientos, puentes o centros comerciales.

  • Usar el transporte público, como el autobús, un avión o un tren.

Estas situaciones causan ansiedad porque se teme a no poder escapar o encontrar ayuda si se empieza a sentir pánico, o bien tener miedo de experimentar otros síntomas incapacitantes o que te avergüencen, como mareos, desmayos, caídas o diarrea. Además, el trastorno se caracteriza por:

  • El miedo o la ansiedad son desproporcionados en relación con el peligro real que representa la situación.

  • Evitas la situación, necesitas que alguien te acompañe o soportas la situación, pero te sientes sumamente alterado.

  • Tienes una gran angustia o problemas con situaciones sociales, el trabajo u otras áreas de la vida debido al temor, la ansiedad y la evasión.

  • El temor y la evasión suelen durar seis meses o más.

0 comentarios

Комментарии


bottom of page