top of page

Microsoft apuesta por la IAG

Por: Lourdes Torres Camargo

Microsoft se volvió un referente y un gigante en la industria de la tecnología en los años noventa. Se le ha considerado como una de las empresas más estables de la industria, con pasos certeros y riesgos controlados.

Hoy con la llegada de la inteligencia artificial generativa. Su CEO, Satya Nadella afirma en entrevista con Wired, que hoy no puede siquiera pensar en la vida sin este avance tecnológico y asegura que la compañía estará en el centro de este nuevo boom, sobre todo tras su apuesta por OpenAI.

El factor decisivo será, sobre todo, la capacidad que la inteligencia artificial generativa tiene para codificar, algo que Nadella considera la clave del éxito que viene.

Cuando la startup OpenAI empezó a desarrollar productos de IA generativa, Nadella decidió asociarse con la empresa y su CEO, Sam Altman, lo que pondría a Microsoft en el centro de un nuevo boom de la inteligencia artificial. OpenAI se vio atraída porque necesitaba la potencia de cálculo de los servidores Azure de Microsoft.

Una de las primeras acciones de la asociación, Microsoft impresionó a los desarrolladores con el lanzamiento de Copilot, un factótum de IA que automatiza ciertos elementos de la programación. En febrero integró el modelo de lenguaje de OpenAI en Bing, a través de un chatbot llamado Sydney. Millones de personas lo utilizaron, pero hubo contratiempos.

Microsoft está integrando la inteligencia artificial generativa en muchos de sus productos. Su inversión de más de 10,000 millones de dólares en OpenAI parece la ganga del siglo. Aunque no es que Microsoft haya sido inmune a la reciente tendencia de austeridad de la tecnología: Nadella ha despedido a 10,000 personas este año. Una por cada millón invertido en OpenAI.

Nadella, quien ahora tiene 55 años, está consiguiendo por fin que se le reconozca como algo más que un hábil cuidador y como un astuto administrador de los vastos recursos de Microsoft. Su liderazgo reflexivo y su sorprendente humildad contrastan desde hace tiempo con los de sus despiadados y pendencieros predecesores, Bill Gates y Steve Ballmer.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page