google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Medio ambiente y la Guerra

Redacción Santiago Méndez


Según información del Programa del Medio Ambiente de la Organización de las Naciones Unidas, aproximadamente el 40% de los conflictos alrededor del mundo se centran en la explotación de los recursos naturales, esto va desde 1946 hasta 2010, lo que ha causado la extinción de especies silvestres.


Ciudades destrozadas, muertes de personas, dinero perdido, son las consecuencias que se pueden ver durante y al final de una guerra, asimismo al haber una guerra no solo salen afectadas las personas, también los animales, la tierra, plantas y ecosistemas, incluso cuando una guerra ha terminado.


Por ejemplo, el suelo se degrada rápidamente, los recursos se desvían para las personas y no para los animales, los recursos que más se utilizan son: oro, madera, petróleo, agua y tierra fértil.


José Antonio Ordóñez, biólogo y doctor de Ciencias de Ecología en la UNAM dijo “Cuando inicia un proceso de guerra no sólo comienza una destrucción de edificaciones o de vidas, también se destruye el paisaje y toda la biodiversidad que ahí ocurre”.


Por ejemplo, en la guerra de Vietnam el ejército de los Estados Unidos roció químicos en varias áreas selváticas para así destruirlas y así dejar sin recursos ni escondites a sus enemigos, también en la guerra civil de Mozambique, la cual duró 15 años, y el parque de Gorongosa perdió más del 90% de sus animales.


También el rinoceronte blanco se extinguió en 1996 debido a la guerra de la República Democrática del Congo.


Para ayudar a proteger el medio ambiente tras guerras, en 2001 la ONU tuvo una asamblea que declaró el 6 de noviembre como Día internacional para la Prevención de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos.


En 2016 la ONU tuvo otra asamblea donde aprobó una solución que reconoce los problemas de los ecosistemas saludables y los recursos, con una forma de gestionarlos para reducir el riesgo medioambiental tras una guerra.


En 2022 el Comité Internacional de la Cruz Roja creó varios aspectos a seguir en un conflicto para que no haya un grave impacto ambiental, entre esos aspectos están: que las tropas o equipo militar no estén en zonas protegidas o parques y también evitar manejar en zonas protegidas.


Al final del día una guerra solo causa pérdidas y no hay ganadores, solo sobrevivientes, tanto personas como especies y animales, sin importar que se haga siempre habrá un grado de daño.

0 comentarios

Comments


bottom of page