Maestra reprueba a alumna por usar lenguaje inclusivo en trabajo escolar

Redacción Willem Gartner ANCOP

Le puso “Cere” a la alumna.

¿Tú que vas a saber de lenguaje inclusive, chamaque? Dijo en alguna ocasión el querido Perro Bermúdez como burla a un tema que ha tomado fuerza en la sociedad: la inclusión.

Tomada para bien en algunos y para mal en otros casos, esta nueva forma de deformar la lengua se ha envuelto en un mar de críticas y apoyo por colectivos que creen que es correcta.

Recientemente, una maestra fue la encargada de esta nota que lees ahora, ya que una de sus alumnas realizó un ensayo completamente en lenguaje inclusivo. No nos referimos al braille, no hizo una exposición en lenguaje de señas, sino que, la audaz estudiante utilizó el pronombre “elle” durante su trabajo escolar.

Aunque este tipo de lenguaje sea más común cada día entre los jóvenes y ya se haya incluso trasladado a otras áreas como el trabajo y las redes, existen personas que no están de acuerdo con esta adaptación de la lengua, empezando por la RAE, que afirma que cambiar los pronombres con una “e” al final, no incluye absolutamente nada… o nade.

La docente identificada en Twitter como Sara Vanessa Cárdenas dijo que al trabajo que le entregó la joven lo calificó con un 1, para verse buena onda.

Al respecto dijo en sus redes:

“Estaba calificando unos trabajos y una estudiante me entregó un ensayo en lenguaje inclusivo, obviamente saco 1, para recuperar la materia debe hacer una pequeña exposición en lenguaje de señas, así aprende lo que es verdaderamente inclusión”.

La actitud de la maestra desató ira y aplausos, pues hubo quienes la defendieron pero otros más también la criticaron por no respetar las ideas de los demás, mientras que el resto afirma que los docentes están capacitados para enseñar lo que está avalado como enseñanza y no debe aceptar que quieran deformar la manera de hablar por un simple “fenómeno social de ociosos iletrados”, señalan. Pero aquí la cuestión es ¿tú qué hubieras hecho?


7 visualizaciones