top of page

Mínima prevalencia de SIDA pero continúa la necesidad de mejor acceso al tratamiento



A 42 años de su descubrimiento, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) sigue siendo un tema de gran relevancia en la salud pública. En México, la prevalencia de esta enfermedad es baja, situándose en un 0.3 por ciento, según datos aportados por el Dr. Roberto Vázquez Campuzano, académico del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM.


El Dr. Vázquez Campuzano, en ocasión del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, señaló que el tratamiento antirretroviral ha transformado el VIH/SIDA en una enfermedad crónica con cura funcional, permitiendo que las personas infectadas vivan con una expectativa de vida similar a la de las personas no infectadas. La tuberculosis es la enfermedad principal asociada al VIH.


Sin embargo, el acceso al tratamiento sigue siendo un desafío. Aproximadamente el 15-20% de los mexicanos no tienen acceso a este tratamiento esencial, lo cual es particularmente problemático en las zonas rurales del país. De los casi 357 mil casos de VIH reportados en México, 227 mil están vivos y reciben medicamentos.


A pesar de que el país está mejor posicionado en comparación con algunas regiones de Centroamérica, Sudamérica y África, aún hay trabajo por hacer para mejorar la cobertura del tratamiento. Vázquez Campuzano destaca la contribución fundamental de las organizaciones civiles en la lucha contra el VIH a través de campañas de detección y educación.


La Estrategia 90-90-90 de ONUSIDA, aunque ambiciosa, apunta a una reducción significativa en la transmisión del VIH para el 2030 y su posible erradicación para el 2050. México aún no alcanza el primer objetivo de esta estrategia, con solo un 80% de personas infectadas conociendo su estado.


En el Día Mundial del SIDA, el experto enfatiza la importancia del conocimiento sobre los métodos de transmisión y la realización de pruebas regulares para la detección temprana del VIH. La prevención sigue siendo clave, y la educación y el respeto por las medidas de higiene se destacan como las formas más efectivas de prevenir no solo el VIH/SIDA, sino también otras enfermedades.


Aunque la prevalencia del SIDA en México es mínima, la necesidad de mejorar el acceso al tratamiento y la educación sobre la enfermedad sigue siendo primordial para continuar la lucha contra este desafío de salud global.

0 comentarios

Commentaires


bottom of page