México ganará demanda contra fabricantes de armas: Ebrard

El canciller mexicano enfatizó que las armas están destinadas al mercado del narcotráfico, lo que incrementa la violencia en el país.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón afirmó que México ganará la demanda, interpuesta el pasado 4 de agosto, en contra de los fabricantes de armas en Estados Unidos, donde los acusa de negligencia por fomentar el tráfico de armas relacionadas con el narcotráfico.


"Esta demanda la vamos a ganar. El supuesto de la industria era que no la iba a admitir la corte. Y la Corte lo admitió. Los argumentos tienen la simpatía de la población", dijo el canciller.


Durante la conferencia de prensa del titular del Ejecutivo federal, el canciller subrayó que las empresas fabricantes de armamento en EEUU, saben que las armas que están creando, "está destinadas al mercado vinculado al narcotráfico y la violencia en México" y hasta acusó que están financiando videojuegos para fomentar la expansión de consumo de armas en jóvenes.


Al detallar el proceso judicial que está presentando México, Ebrard Casaubón subrayó que a estos fabricantes los está responsabilizando nuestro gobierno por negligencia y que, el próximo 31 de enero, la Corte norteamericana emplazó a los fabricantes a que respondan ante la acusación que hizo México y, se espera que para el 28 de enero respondan nuevamente ante los alegatos de nuestro país sobre la querella y que, eventualmente, se dé una apelación.


Expuso el canciller que el sustento de la demanda es que hay un 70% de disponibilidad de armas en México proveniente de Estados Unidos que son las generadoras de la violencia.


Indicó que la facilidad para adquirir armas en Estados Unidos está afectando a México y por eso se instauró la demanda, pues incrementa la violencia en nuestro país y nos está afectando. "Esa facilidad de acceso a las armas, esa negligencia de la industria que promueve armas que son claramente destinadas a actividades ilícitas, nos está afectando", dijo.


Añadió que con este proceso judicial que abrió México, lo que se quiere es que se le ordene a los fabricantes de estos productos que modifiquen sus prácticas, "porque generan violencia en nuestro país", puntualizó.


Dijo que no solo los fusiles Barrett que utiliza el crimen organizado son el problema, sino también las armas ligeras, como las pistolas que generan la mayor violencia en nuestro país.


Por ello, subrayó que México está en contra de su elaboración, la cual, aseguró, va dirigida a los jóvenes, "solo por un negocio". Abundó que la demanda la va a ganar el Gobierno mexicano y que este recurso cuenta con la simpatía de la mayoría de la población.


Finalmente, dijo que este asunto se presentó también ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que, varios países ya hicieron saber a México su simpatía sobre el tema y que, van a respaldar la propuesta, para controlar el tráfico de armas denominadas ligeras.

7 visualizaciones