Los rayos se dispararon en el Ártico en 2021 por el cambio climático

Definitivamente, algo está sucediendo en el Ártico, y no es ningún misterio: se trata del cambio climático. Ya se sabía que el calentamiento global está afectando a esta parte del globo de forma mucho más acusada que a cualquier otro lugar, pero nuevas evidencias demuestran que la situación se está acelerando. El número de rayos caídos sobre el Ártico en 2021 se está disparando de forma espectacular, lo que preocupa a los científicos.


Y es que las cifras recogidas este último año son totalmente excepcionales, sobre todo teniendo en cuenta que los rayos son más bien infrecuentes en el Ártico. En 2021 se registraron 7.278 descargas de este tipo por encima de los 80º Norte, lo que supone nada menos que casi el doble de todos los que fueron contabilizados en los nueve años anteriores.



“Durante los últimos 10 años, la cantidad general de rayos al norte del Círculo Polar Ártico ha sido bastante constante”, dijo Vagasky en declaraciones al diario británico The Guardian. “Pero en las latitudes más altas del planeta, al norte de los 80 °, el aumento ha sido drástico. Un cambio tan significativo ciertamente hace que levantes las orejas", añadió.


El aumento de las temperaturas medias en el Ártico triplica la subida global del planeta, según las últimas investigaciones, por lo que el incremento de los relámpagos en la región se ha convertido en un nuevo indicador importante de la crisis climática.


¿POR QUÉ HAY MÁS RAYOS?


¿Por qué se están generando más rayos? Se requieren tres cosas para generar tormentas eléctricas: humedad, inestabilidad y sustentación. La desaparición del hielo marino significa que se puede evaporar más agua, lo que agrega humedad a la atmósfera. Las temperaturas más altas y la inestabilidad atmosférica crean las condiciones perfectas para los rayos. Por lo tanto, controlar cómo cambian las tendencias de los rayos en el Ártico puede anticipar cómo cambiará la atmósfera en respuesta a los cambios en el clima.


LOS RAYOS CAUSAN INCENDIOS FORESTALES


Los devastadores incendios forestales que asolaron Europa y América del Norte el verano pasado fueron, al menos en parte, provocados por un rayo. Por lo general, menos del 15% de los incendios forestales en un año determinado son causados ​​por rayos, pero estos incendios queman más superficie que los incendios causados ​​por humanos. Identificar las condiciones favorables para los incendios forestales provocados por rayos es crucial para reaccionar rápidamente a los golpes.


En los EE UU, país que registró el segundo número más alto de rayos en 2021 después de Brasil, Vagasky y su equipo detectaron más de 194 millones de incidentes, 24 millones más que los observados en 2020. Un estudio de 2014 pronosticó un aumento del 12% en la frecuencia de rayos por cada grado Celsius que aumente la temperatura.


"Un clima cambiante puede aumentar el potencial de incendios forestales provocados por rayos", dijo Vagasky. "Los científicos no pueden relacionar la caída de un rayo de un día con los cambios en nuestro clima, pero monitorear las tendencias de los rayos en el Ártico es especialmente importante y algo que deberá estudiarse ahora y en el futuro".

5 visualizaciones