Los ciberataques son una realidad

José Manuel Rueda Smithers



Ser pirata es muy duro, el que se porta mal va al agua, seguro. La isla es grande,

consultemos el plano. Cuenta doce con cuidado, ¡llegar hasta él está logrado!

Poema Los piratas, es.sribid.com


Un grupo de hackeradores que dice llamarse Guacamayas, puso tremendo golpe en la nuca al actual gobierno de la 4t, que ahora sí está pasando por lo duro y tupido de la política negra (de los sótanos oscuros y mal intencionados), suficientemente usada por los gobiernos sin importar si son de izquierda o de derecha.


En su show matutino del viernes 30, el presidente Andrés López admitió que la Secretaría de la Defensa Nacional sufrió un ataque cibernético que sin lugar a dudas pegó en la línea de flotación –bastante deteriorada de por sí- de un gobierno que se niega a fijar la vista en los problemas reales que tienen a la nación atorada en un hoyo al que no se le ve salida pronta.


Fue desde un grupo que dice luchar por los derechos ambientales y humanos, hackeando a gobiernos para “exhibir la verdad y corrupción”, y ahora extrajo información sensible y extensa de Sedena, con documentos de seis años para acá.


Guacamayas Hacks, también difundió textos sobre la salud del presidente AMLO, mencionando que ha sido diagnosticado con gota, hipotiroidismo y “angina inestable de riesgo grave”. El mismo López desde Palacio reconoció el hacheo y los males que le aquejan, mismos que había negado sistemáticamente.


El 2022 Cyberthreat Edge Report, señala que México ocupa el cuarto lugar -entre 17 países- como el más atacado por la ciberdelincuencia.


Del 90.6% de las empresas atacadas, al menos uno de esos ataques fue exitoso en el último año.


Es por eso que los especialistas en seguridad cibernética recomiendan contar con capacidades de mitigación y remedición ante las amenazas, afirmó Mario Isla, director comercial de la consultoría Tutum.


El especialista cibernético explicó que es de vital importancia monitorear lo que ocurre para entender cómo protegerse de manera eficiente, en este caso, a través de los servicios que brindan en materia de ciberseguridad, y dio el ejemplo de IntellSOC, un “centro de alta especialización en la materia de prevención, contención y erradicación de amenazas en ciberseguridad”, dijo.


Como es lógico en todos estos casos, diversos sectores del país se manifestaron en torno de lo que el gobierno de ninguna manera debe minimizar. Lógicamente, al sr. López le gusta restar importancia en los temas que le pegan, pero ahora no solo es de seguridad nacional, sino de importancia internacional.


La soberbia es mala consejera, ni todo lo saben, ni todo lo pueden los “expertos del gobierno” en cuanto a este tipo de situaciones.


Por ejemplo, el senador de Morena, Ricardo Monreal, calificó como “delicado” para la seguridad del país el ataque por parte del grupo internacional de guacamayas, perdón de activistas llamados así.


Anunció que el Senado votará en breve iniciativas en materia de ciberseguridad para que México no sea vulnerable frente a grupos de intereses y frente a la delincuencia transnacional.


El problema, habría que explicarle al senador, es que lo dice cuando el mal ya está hecho, no cuando aún se podría prever. Y que no digan que no sabían.


Simplemente desde el 01 de julio de 2020, el propio Senado avaló que, en el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá́ (T-MEC), se incluyeran disposiciones en materia de ciberseguridad. Los tres países acordaron construir sus capacidades de respuesta a incidentes cibernéticos y fortalecer la colaboración para identificar y contrarrestar códigos maliciosos.


¿Y sus asesores? Porque de que iba a hablar de eso, ni duda cabe. Era tema obligado.