top of page

Los acarreados

Los contingentes están preparados para cuando llegue el candidato, hace poco más de dos horas que ya están reunidos en torno a un templete donde se realizará el evento de arranque de campaña. Los autobuses, más de 100, obstaculizan las vialidades que se encuentran en las inmediaciones del lugar, pero eso no importa.

Lo que importa es que los asistentes en su mayoría se identifican con grupos alineados a diferentes corrientes del partido en el poder, han viajado en algunos casos más de 8 horas para estar presentes en el magno evento que durará poco más de una hora.


Una hora de duración con los discursos que se necesitan “en lo político”, porque en la realidad es lo que menos necesitan la gran mayoría de los asistentes, no les importa lo que van a decir ni el presidente del partido, ni los encumbrados líderes de los sectores, los diputados y senadores presentes, y ya sabemos lo que dirá quien aspira a representar los intereses del pueblo en una candidatura y posteriormente en un Gobierno.


Se va a comprometer a mejorar las condiciones de vida de las personas, acabar con las desigualdades, mejorar los ingresos, construir una clínica para la atención médica gratuita a todas las personas de la región, son las primeras promesas de muchas, hablará el candidato en favor de los campesinos de México, de los obreros, en fin, todo su discurso serán buenas ideas, es lo mismo que se ha dicho cada 6 años. Muchas personas, ya no creen nada de lo que se dice y en muchos casos si acuden, lo hacen porque les van a dar algo a cambio, nada más. La gran mayoría de las y los asistentes, saben que, así como el candidato prometerá bajar el sol, la luna y las estrellas, unos días después, va a aparecer el candidato contrincante, nadie lo conoce, pero ya se habla de él porque trae mucho dinero, está repartiendo unas parrillas, ya lo hizo en la Sierra, en el pueblo de San Jorge a 70 kilómetros de aquí, y no tarda en llegar su gente, según lo que dicen los lugareños.


En tanto eso sucede, en el trayecto al evento desde la capital del Estado, en una camioneta hay una conversación de tan sólo unos minutos entre el presidente del Partido y el Secretario de Finanzas.

“…


Presidente del Partido: Fortunato, háblame del costo del evento, ¿Qué se pagó hasta el momento? ¿qué se debe y a quién?


Fortunato (el Secretario de Finanzas): El costo del evento incluyó estos rubros: 5,000 sillas plegables, 2,500 banderas del partido, 2,500 banderas del candidato, 5,000 playeras, 5,000 gorras de las cuales 500 son bordadas para invitados especiales y el resto con un estampado para la raza, transportación para 5,000 personas es decir 125 autobuses, se les va a entregar a cada una de las personas al abordar una torta, un jugo y una manzana, durante el evento se van a repartir raspados, se van a distribuir unos trípticos, se mandaron a hacer 100,000 y nos van a servir para repartirlos en otros eventos también, por supuesto la información del tríptico la proporcionó doña Juanita quien le está viendo toda la publicidad al candidato, se van a instalar tres templetes, uno principal y dos secundarios para prensa. En el principal se va a instalar una mesa de 30 metros de largo por un metro de ancho, se le va a colocar un paño verde como lo pidió la señora Carmen, la esposa del señor, se colocarán 40 sillas para personalidades y para el lugar principal es una silla que pidieron especial. Se va a instalar un equipo de sonido robusto con 5 micrófonos distribuidos en la mesa y 40 bocinas que nos dan alcance a todo el evento, por supuesto hay una consola para manejar el sonido.

También se colocó atrás de la mesa, una lona del señor, es una lona que mide 30 metros de largo por 2.50 de alto, terminaron la colocación a eso de las 2 de la mañana, tiene los logos del partido y la frase de la campaña.


Presidente del Partido: Está bien Fortunato, y todo esto, ¿lo autorizó el Candidato?


Fortunato: Se consultó con su equipo a través del licenciado Carlos de la avanzada, que vinieron al pueblo hace 3 días y él nos dio luz verde. Por cierto, señor, se realizó también el montaje de vallas metálicas que nos sirvió para establecer un pasillo lateral por donde llegará el candidato con sus acompañantes, eso dará oportunidad a que salude a algunos asistentes, a ellos se les van a entregar algunas cosas adicionales para animarlos y señor casi olvidaba que también se instaló una planta de luz que va a evitar que se nos vaya el sonido durante el evento.


Nos pidieron del equipo del candidato que contratáramos a una empresa para toda la logística del evento y a una persona para todo lo que tiene que ver con las playeras, gorras, bolsas, paraguas, todos le dicen el compadre, quizá porque es compadre del señor, aunque se mandó con los precios, nos salió más caro y no nos salpicaron, pero nos recuperamos con toda la logística de transportación y lonches, ahí me reporto a media semana.


Presidente del Partido: Ahí te encargo. Oye y ¿platicaron con el Capitán de sus necesidades para el tema de seguridad? no queremos desmadres aquí Fortunato.


Fortunato: Sí señor, platicamos con el Capitán y nos pidió habitaciones para 40 elementos y tres camionetas, así como dinero para combustible y alimentos que le entregamos ayer. Estarán vestidos de civil para no llamar la atención.

…”

La descripción que realizo corresponde a un evento de una campaña de los años setenta pero bien podría ser un evento común a aspirantes en 2023 o uno de arranque de campaña en 2024, de esos eventos faraónicos que se repiten una y otra vez en diferentes lugares del país, esos que se organizan para mostrar músculo, quizá haya algunas diferencias entre los eventos de los años setentas u ochentas y los eventos actuales: 1) Que es un poco más sofisticado el montaje en los eventos, menos micrófonos, dependiendo el estilo, por lo general ya no montan mesa para el presídium, sino que dejan que los asistentes estén de pie. 2) Ahora ya colocan en la parte lateral de los eventos, pantallas enormes de plasma para hacerlo más espectacular y que los asistentes desde cualquier ángulo en que se encuentren, vean al orador. 3) La presencia del INE en el evento, dado que es muy reciente la fiscalización en los eventos, antes no había autoridad electoral que revisara el gasto efectuado. 4) Ahora también se pagan redes sociales.


En estos tiempos, a más de 40 años de ese tipo de prácticas, no obstante programas de austeridad que se vienen implementando desde los años ochenta en México, y que por cierto, continúan por lo menos en el discurso, esos eventos masivos, las lonas que se cuelgan en el evento con la fotografía, nombre y lema de la candidata o candidato, todo lo que se reparte en el evento, paraguas, sombreros, gorras, playeras, inclusive camisas, sigue sucediendo, por supuesto los transportistas felices porque se trata de negocios cíclicos, por lo menos cada 3 años, la electoral, “es temporada alta” para muchos negocios, en especial en el tema de transportación de personas, a las personas que llevan a los eventos prometen cumplirles cualquier cantidad de compromisos a cambio de su voto, a quienes tiempo después de ganar la elección, los mantienen con la esperanza de que todo va a cambiar, pero que en su mayoría, siguen viviendo en la pobreza y son en muchos casos votos seguros de aquella fuerza política que esté de moda.


Qué triste escenario son las campañas políticas, tan distantes de la realidad del país, llenas de promesas, de modos de hacer política que les da resultado, tapizar las carreteras y ciudades de publicidad que los viajantes ven hasta el cansancio, la pinta de bardas como hace 40 años, las lonas que se distribuyen en casas para que “el pueblo” las cuelgue visiblemente.


Los partidos políticos deben modernizarse, evitar prácticas clientelares y acercarse a las personas, escucharlas, solucionar sus problemas cotidianos como la inseguridad para las familias, y evitar tirar el dinero a la basura intentando “convencer” a las personas que son sus líderes quienes van a solucionar todos sus problemas porque los otros, esos del pasado o los de enfrente, son las peores personas del mundo. Deben de considerar a las personas como entes pensantes, con anhelos, ideales y sueños, personas que viven su realidad con entusiasmo a pesar de los políticos.

Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Maestro en Derecho Político y Administración Pública

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page