top of page

Las otras precampañas

Columna: Antonio Gamboa Chabbán

Las otras precampañas

La legislación federal en materia electoral dispone que las precampañas federales, es decir, los procesos de selección interna convocados por cada partido político no podrán realizar actividades de propaganda, por ningún medio, antes de la fecha de inicio de las precampañas.


Cualquier cosa que esto signifique, la realidad es que la mayoría de los partidos políticos en México con registro nacional, han llevado a cabo procesos internos de selección interna, realizaron actividades de propaganda por varios medios y todo esto se realizó antes del inicio de las precampañas que darán inicio en la tercera semana de noviembre de este año, con justa precisión antes inclusive del arranque del Proceso Electoral Federal que inició el pasado 7 de septiembre.


Ahora, con este nuevo escenario, surge una serie de preguntas: ¿Qué sucederá en las precampañas federales que iniciarán en el mes de noviembre del presente año?

Movimiento Ciudadano es el único partido político que no seleccionó internamente a su precandidato, algunos de sus connotados militantes como el Gobernador de Jalisco y el Presidente Municipal de Monterrey declararon públicamente diversos alcances políticos que los desmarcan del entorno nacional. ¿Acaso el ahora Frente Amplio por México y Morena y sus aliados a partir del mes de noviembre se sentarán a ver cómo Movimiento Ciudadano realiza su precampaña con Dante Delgado Ranauro, Patricia Mercado Castro, ¿Ivonne Ortega Pacheco y Samuel Alejandro García Sepúlveda como precandidatas y precandidatos?

En cualquier sentido, quien resulte del proceso de selección interno de ese partido político, tendrá el gran reto de enfrentar en la contienda constitucional del año entrante a dos candidatas con muchos más recursos para gastar en comparación que MC y me refiero no tan sólo a la contienda presidencial sino al resto de candidaturas federales. La o el candidato que postule MC, no estará en posibilidad de recorrer el país tanto como quienes van a contender por las coaliciones integradas por PAN, PRI y PRD y por el otro lado MORENA, PT y PVEM, así como su gasto de publicidad -por ejemplo- dado que con las proporciones que tienen, llegaría a menos votantes potenciales.


Si PAN, PRI y PRD acuerdan una Coalición Total, su financiamiento público para campañas políticas en conjunto a nivel federal ascendería a poco más de 1,450 mdp. Por su parte, si MORENA, PT y PVEM suscriben una Coalición Total, el financiamiento público que recibirán para campañas políticas en 2024 será del orden de los 1,530 mdp. MC al contender de manera individual, estará recibiendo 323 mdp.


El caso es que los montos señalados deben atender a todas las campañas que registren en el país a nivel federal para postular candidatos, presidente de la República, Diputados Federales a razón de 300 diputados federales de Mayoría Relativa y Senadores de la República, de Mayoría Relativa, siendo este último caso el de dos fórmulas por cada entidad federativa, lo anterior, sin considerar que hay candidatos de representación proporcional tanto de Diputados y Senadores que eventualmente también están en condiciones de hacer campaña política.


Por su parte, el tope de campaña para la elección presidencial corresponde en términos de ley al 20% a la suma del financiamiento público de todos los partidos a nivel federal para sus campañas políticas, de manera que, si la suma es de 3,300 mdp, el tope de la campaña presidencial será de 660 mdp.


Siendo esas las cifras, el tope de una campaña a Diputado Federal será de 2,200 mdp por cada candidato. El caso de las campañas a Senador de la República, el tope de campaña debe multiplicarse tomando como base los 2,200 mdp por distrito por el número de distritos federales en cada entidad federativa, excepción hecha de Ciudad de México y Estado de México, en cuyo caso debe multiplicarse por 20 como límite máximo posible.

Con estas cifras, en un ejercicio responsable de presupuestación acorde a la competencia, la candidatura a la elección presidencial que postule cada una de las Coaliciones señaladas, estaría en condiciones de proveer inclusive, un 80% recursos vs el tope de campaña, algo así como 528 mdp en tanto que MC aportando todo su financiamiento de campaña a la campaña presidencial, aun así, estaría en desventaja porque sólo podría aportar un 48% vs el tope, y ello sin estar en posibilidad de financiar alguna otra campaña a nivel federal.

Por su parte las coaliciones señaladas, aportando un 80% de gasto vs el tope de la campaña presidencial, les quedarían recursos suficientes para aportar a todas las candidaturas a Diputados Federales y Senadores de la República.


Es público y conocido que cualquier partido político puede aportar de su financiamiento ordinario recursos a una campaña política y que hay aportaciones de militantes y simpatizantes (financiamiento privado) que se pueden aportar a los fines señalados, sin embargo históricamente este último rubro no ha sido relevante en el contexto de las aportaciones que pudieran realizar en comparación de los montos de financiamiento público, y si se trata de realizar transferencias de su financiamiento ordinario, es evidente que si MC transfiere recursos de su gasto ordinario, con mayor razón el resto de los partidos que reciben en conjunto más de cuatro veces de dinero que MC en su financiamiento ordinario, por cada futura Coalición.


En consecuencia, las candidatas y candidatos de las muy probables futuras Coaliciones y partido político deben privilegiar una adecuada presupuestación en sus campañas políticas para favorecer su conocimiento público y eventual selección por parte de una ciudadanía que va más allá de redes sociales y de la ciudad de México, y también más allá de los propios partidos políticos. México es mucho más que eso.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page