google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La Transformación de los Poderes en México

Columna

Antonio Gamboa Chabbán

La Transformación de los Poderes en México

Las Fuerzas Armadas han consolidado un Poder fuera de serie en esta Administración Federal. Han sumado la administración y ejecución de los proyectos más emblemáticos del presidente López Obrador, de igual forma, se tiene registro de tareas asociadas a la administración de aeropuertos y aduanas, actividades que desarrollan sin la mínima experiencia en el tema.


Por supuesto que el presupuesto para las Fuerzas Armadas denota un esfuerzo por consolidar un nuevo poder en el Estado Mexicano, aunque de manera explícita, de momento, no quede así señalado. Ahora se pretende además que la Secretaría de la Defensa Nacional administre fideicomisos turísticos.


No importa la merma en el prestigio de las fuerzas armadas derivados de su desafortunada participación en casos específicos como Ayotzinapa o la ejecución de 5 jóvenes a manos de elementos del Ejército Mexicano que sucedió en el mes de marzo pasado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, por mencionar algunos, casos hay muchos.


Por otra parte, entre los organismos autónomos a los cuales se les ha mermado su importancia, más allá de que cumplen con tareas que el Estado Mexicano requiere para garantizar el ejercicio de garantías individuales se encuentra el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) del cual se ha dicho que no es un organismo necesario para el país. Se le ha atacado sin fundamento, se le ha mermado el presupuesto anual con el que opera y hasta el momento, no se ha designado a las o los Comisionados para ejercer sus responsabilidades a plenitud.


Del Instituto Nacional Electoral (INE), se ha dicho que debe modificarse y se ha hecho alusión que en el pasado se realizaban fraudes que beneficiaban a la “mafia del poder”, manifestaciones que no han sido debidamente probadas, sólo son valoraciones unilaterales a manera de posicionamientos políticos, con un alto sentido de irresponsabilidad.


De igual forma se le ha restringido presupuestalmente, al INE así como a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs) que en muchas entidades del país han tenido una merma presupuestal considerable, que los ha obligado a limitar el cumplimiento de sus responsabilidades constitucionales.


El INE sigue siendo incómodo cuando su Consejo General o alguna de sus comisiones, pretende hacer valer que las campañas aún no inician y pretenden limitar -en opinión de algunos partidos políticos- la movilización de millones de personas que simpatizan con su corriente ideológica.


Por su parte, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se le ha acosado, se han hecho señalamientos sin fundamento respecto de los ingresos de ministros, se ha planteado la extinción de Fideicomisos que el Poder Judicial opera para distintos fines lícitos.


En el caso tanto del INE como de la SCJN, se ha planteado que tanto consejeros Electorales como ministros respectivamente, se les elija por voto popular, porque “se deben al pueblo”. Para que esto suceda, se requiere algo más que una reforma constitucional, seguramente se estaría buscando impulsar una nueva constitución, sólo que, de momento no se alcanza la mayoría calificada que se requiere para concretar dicho propósito, digamos que se refleja una realidad social innegable, México está dividido, ni todo lo tiene Morena y sus aliados, ni todo lo tienen el resto de los partidos de oposición.


No obstante, si se planteara una nueva Constitución a partir de la cual, seguramente se le reconocería el poder que tiene la milicia en la vida cotidiana de nuestro país o por lo menos sus élites…, en una nueva constitución con seguridad desaparecería el INAI y se plantearía una profunda transformación al INE, a partir de la cual se tenga previsto celebrar elecciones para la designación de Consejerías Electorales y se le reduzca al INE significativamente su estructura. También se tendría previsto que sería a partir de la CURP con fotografía que se le identifique a la ciudadanía gozosa de votar en procesos electorales, CURP con fotografía operada desde el Gobierno Federal y con ello se ordene que las credenciales para votar con fotografía dejen de emitirse por parte del INE por ser costosas y poco útiles para la democracia.


Seguramente en la nueva Constitución, se establecería una nueva SCJN, en la cual previa campaña, las ministras y ministros sean electos por el voto popular, así como Magistrados y Jueces para que sirvan al pueblo y no a intereses oscuros que impidan que continúe la Transformación del país.


En el 2024, el voto ciudadano debe orientarse a evitar una destrucción masiva de instituciones, porque eso que se llama democracia, es el más preciado de los Poderes en México, el Poder que tenemos toda la ciudadanía para elegir libremente la mejor opción de Gobierno que vele por los intereses de todas y todos y no de una facción ideológica capaz de eliminar inclusive ese Poder ciudadano.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page