google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La masa de la vía láctea es revisada a la baja gracias a nuevas observaciones

Redacción Laura

La masa de la vía láctea es revisada a la baja gracias a nuevas observaciones

La misión Gaia de la ESA ha permitido que un equipo internacional de astrónomos, encabezado por el Observatorio de París-PSL, realice una importante corrección a la estimación previa de la masa de la Vía Láctea. Según los últimos datos, la masa de nuestra galaxia sería entre cuatro y cinco veces menor de lo que se pensaba anteriormente.


Con esta revisión, se estima que la Vía Láctea tiene una masa total de solo doscientas mil millones de veces la del Sol, equivalente a 2,06 x 10^11 masas solares. Esta medición se basa en el tercer catálogo de datos de Gaia, publicado en 2022, que contiene información detallada sobre 1.800 millones de estrellas en nuestra galaxia.


Gracias a estos datos, se ha obtenido la curva de rotación más precisa para una galaxia espiral, permitiendo deducir su masa. A diferencia de otras galaxias, estimar esta curva para la Vía Láctea ha sido históricamente desafiante debido a nuestra posición dentro de ella. Sin embargo, con Gaia, este desafío ha sido superado.


Uno de los descubrimientos más reveladores, publicado en la revista Astronomy and Astrophysics, es que la curva de rotación de la Vía Láctea no es plana, como suele observarse en otras grandes galaxias espirales. En cambio, la curva muestra un declive kepleriano en las regiones más alejadas del disco galáctico.


Este tipo de declive había sido postulado por los astrónomos Vera Rubin y Albert Bosma en la década de 1970, quienes observaron que las velocidades de rotación en otras galaxias espirales eran consistentemente altas, lo que sugería la presencia de materia oscura alrededor de sus discos. Sin esta materia, las curvas de rotación habrían mostrado un declive kepleriano, indicando una ausencia de materia adicional en las zonas exteriores de las galaxias.


El nuevo hallazgo sobre la Vía Láctea señala que nuestra galaxia podría no tener tanta materia oscura como se creía anteriormente, alineándose más con el comportamiento "kepleriano". Esto no solo tiene implicaciones en nuestra comprensión de la Vía Láctea, sino también en la comprensión general de la formación y estructura de las galaxias espirales en el universo.

0 comentarios

Commenti


bottom of page