google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La historia de Leo San Juan trasciende en el cine

Redactor Fernando Galindo

A partir de este viernes, con la séptima entrega de la historia dedicada a los chaneques, esta será la saga cinematográfica más longeva del cine mexicano, con siete filmes que superará a las grandes producciones hollywoodenses como Transformers y Jurassic Park, ambas con seis estrenos. En recaudación no hay punto de comparación, pero desde 2007, cuando surgió la aventura de la Nahuala, han contabilizado a 15 millones de espectadores tan sólo en cines mexicanos y presencia en cerca de 50 países, entre ellos EU. Además, sus personajes principales liderados por Leo San Juan que encabezaron la primera serie de habla no inglesa comprada por Netflix (Las Leyendas, 2017-2019), que llegó a cerca de 200 naciones. En México, la única que ha estado cerca fue la de Huevocartoon, que el año pasado cerró su ciclo en cinco filmes, realizadas a lo largo de ocho años (1988-1996). Cuando La leyenda de los chaneques llegue en exclusiva a ViX+ este viernes, los números se seguirán incrementando en el mundo del streaming, que apenas va iniciando. “Ha habido propuestas de varios países para hacer su propia versión, conversaciones serias”, remarca el productor José Carlos García. “(A la saga) no hemos pensado en matarla, pero dejarla donde queda (en cada filme) siempre puede ser, depende de la creatividad que tengamos y que sea genuina y legítima. Ahora somos la más longeva en la historia de México”, indica. Tradición y continuidad Si bien existen distintas posturas, se dice que una saga es cuando la historia muestra a un personaje fijo en continuidad, a diferencia de una serie de películas con un mismo estelar, pe ro que son independientes como la del Santo. Dirigida por Marvick Núñez, La leyenda de los chaneques retoma nuevamente la vida de Leo San Juan, cinco años después de La leyenda del Charro Negro, al final de la cual renuncia al don de entablar comunicación con el inframundo, lo cual le permitió enfrentar a la Llorona, las momias de Guanajuato y al Chupacabras. Ahora vive con normalidad, hasta que junto con su hermano hace un viaje a la región de los Tuxtlas en Veracruz, que enfrenta una antigua maldición. Los chaneques, de acuerdo con la cultura precolombina, son seres relacionados con el inframundo que están al cuidado de la flora y fauna, pero el riesgo de que se vuelvan enemigos de los humanos es constante. “Los chaneques son seres primarios, elementales, en contacto con la naturaleza, de cuando el hombre aún era animal y resulta que algo les pasa que se vuelven peligrosos. Como no hay algo real de cómo eran los chaneques, lo que hicimos fue respetar su esencia con troncos, ramas, hojas”, comenta Núñez.

“Lo importante de Leo es que él no es como Van Helsing, no es un cazador de monstruos, sino que él puede ver el lado atormentado de estos seres y les ayuda a llegar a la luz”, añade el realizador.

0 comentarios

Comments


bottom of page