La eficacia de datos podría reducir miles de muertes en hospitales

NOTA

Redacción David Enciso ANCOP


Las infecciones intrahospitalarias provocan la muerte de 700 mil personas por año alrededor del mundo. El uso de sensores y de tecnología aplicada, posibilitan la detección de fallos y reacción inmediata del personal a cargo y así poder salvar un buen porcentaje de vidas.


En la salud, el mantenimiento de instalaciones generales e instalaciones especiales como quirófanos, salas de tomografía, salas de rayos X, en fin, todas las áreas y aparatos que hacen funcionar a un hospital, exige de una observación continuada de las condiciones de temperatura y ambiente, ya que las máquinas y entornos dependen de ciertas variables para su óptimo funcionamiento.


Un informe de Reino Unido sobre el uso de medicamentos, señala que las infecciones intrahospitalarias provocan la muerte de 700 mil personas por año en el mundo y se estima que, de no tomar medidas, para 2050 la cantidad aumentará a 10 millones de personas.


Otro activo hospitalario estratégico son los refrigeradores, los que deben ser monitoreados con gran precisión para su buen funcionamiento en contacto con los órganos. El foco es salvar el contenido de las neveras y su contenido, vacunas, el cual es muy delicado por su alto valor para salvar vidas humanas en el mundo.


No cabe duda que los datos y su precisión pueden salvar miles de vidas y eso es lo que se busca en el sector de la salud, para eso se trabaja y por eso se quiere tener y trabajar de una manera que garantice el buen funcionamiento de las áreas.

786 visualizaciones