google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La ciencia revela la mejor posición para dormir

Redacción Frida

Con la llegada de intensas olas de calor, muchas personas han pasado noches en vela buscando la posición ideal para dormir. La importancia del sueño es incuestionable, pero sorprendentemente, son escasos los estudios a gran escala que abordan la mejor posición para hacerlo.


Determinar cómo las personas duermen en realidad ha sido un desafío para los científicos. Aunque las encuestas pueden proporcionar información, la mayoría de las personas solo recuerda cómo se posicionaron al intentar dormir y al despertar.


Para arrojar luz sobre esto, investigadores han utilizado técnicas como grabaciones y tecnologías de seguimiento de movimiento. En Hong Kong, se está implementando un innovador sistema con cámaras infrarrojas que pueden identificar la posición de un individuo durmiendo, incluso bajo pesadas cobijas. Por otro lado, investigaciones en Dinamarca, utilizando sensores de movimiento, hallaron que la mayoría prefiere dormir de lado.

Con la edad, la inclinación hacia dormir de lado se intensifica. Aunque los niños adoptan diversas posturas, los infantes suelen ser acomodados boca arriba por razones de seguridad. Investigaciones han mostrado que quienes duermen en el lado derecho tienden a descansar mejor que aquellos que duermen en el lado izquierdo o boca arriba. Quienes eligen esta última posición, a menudo enfrentan problemas como ronquidos, que pueden evolucionar en afecciones más graves como la apnea obstructiva del sueño. Estudios realizados con soldadores en buques cargueros nigerianos encontraron que aquellos que dormían boca arriba tenían más problemas de dolor de espalda que quienes dormían de lado.


No obstante, dormir de lado no es la solución universal. La forma específica de dormir de lado puede influir en afecciones como el dolor de cuello. Investigaciones en Portugal indicaron que dormir de lado puede ser beneficioso para ciertos dolores de espalda, pero dormir boca arriba podría ser la solución para quienes padecen dolor de cuello.


En problemas como el reflujo ácido, dormir sobre el lado izquierdo puede ofrecer alivio, manteniendo el esfínter esofágico en una posición óptima.


Aunque son minoría, hay quienes eligen dormir boca abajo. Esta posición podría no ser recomendada para quienes tienen problemas de mandíbula o buscan prevenir arrugas, dada la presión que ejerce sobre la cara.


Dormir de lado parece ser beneficioso, pero las particularidades de la postura pueden influir en afecciones individuales como el dolor de cuello y el reflujo. Es aconsejable probar diferentes posiciones si se tienen problemas de sueño. Pero, al final del día, lo más crucial es encontrar la postura que resulte más cómoda para cada uno y no sobreanalizar demasiado.

0 comentarios

Comments


bottom of page