top of page

Julieta Fierro: La luminaria mexicana de la astronomía y divulgación científica

Redacción Frida

La destacada física, astrónoma y divulgadora científica, Julieta Norma Fierro Gossman, más conocida como Julieta Fierro, ha sido una vanguardia en el panorama científico mexicano. Nacida en la Ciudad de México el 24 de febrero de 1948, ha dedicado buena parte de su vida a la promoción y comprensión de la ciencia en el país.


Formada en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fierro obtuvo su título en física en 1974 y más tarde una maestría en astrofísica. Su brillante trayectoria como investigadora titular en el Instituto de Astronomía de la UNAM la ha llevado a ocupar destacados puestos, siendo jefa de difusión y profesora de la Facultad de Ciencias. Del 2000 al 2004, Fierro asumió la dirección de divulgación de la ciencia en la UNAM.


Su compromiso con la educación la llevó a ser vicepresidenta y presidenta de la Comisión de Educación de la Unión Astronómica Internacional, además de liderar la Academia Mexicana de Profesores de Ciencias Naturales y la Asociación Mexicana de Museos de Ciencia y Tecnología.


El 24 de julio de 2003, Julieta Fierro fue admitida en la Academia Mexicana de la Lengua, tomando posesión el 26 de agosto del 2004. Más tarde, en 2005, fue seleccionada como miembro correspondiente de la Real Academia Española.


Pero no solo en la academia ha brillado. A lo largo de su carrera, Fierro ha publicado 40 libros, 23 de ellos dedicados a la divulgación científica. Ha colaborado en la creación de museos y observatorios en México, Puerto Rico y Estados Unidos, y su voz ha llegado a miles a través de programas de radio y televisión.


En la reciente ola de la pandemia de COVID-19, la astrónoma se destacó al publicar una serie de actividades científicas para realizar en casa durante la cuarentena. Su pasión por la ciencia es evidente en cada uno de sus proyectos, convirtiéndola en un faro de inspiración y conocimiento para generaciones.


Con tres doctorados honoris causa y reconocimientos como el Premio Kalinga (1995), Julieta Fierro sigue siendo una figura imprescindible en el mundo de la ciencia y divulgación en México. Su legado y contribución a la educación y la ciencia continúan inspirando a jóvenes científicos y aficionados por igual.

0 comentarios

Comments


bottom of page