Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Anáhuac, publican artículo

sobre el efecto de COVID-19 en personas con obesidad.


Por Marlone Serrano Hernández

Desde hace más de dos años, el mundo entero se paralizó por la propagación del Covid-19.


Muriendo más de 2.5 millones de personas. Acto, que de inmediato hizo que las potencias mundiales como Rusia o Estados Unidos buscarán la fórmula de la vacuna para evitar más decesos.


En diciembre del 2020, México recibió la primera dosis de vacunación contra el COVID-19. Aún con el primer refuerzo, mucha gente seguía muriendo. Incluso, cuando se recibió la segunda dosis, la cantidad de muertes solo había disminuido un poco.


Los investigadores del Instituto Nacional de Rehabilitación e Investigadores de la Universidad Anáhuac, se unieron para evitar la propagación del virus y encontrar el por qué afecta más a personas con sobrepeso u obesidad.


Las hipótesis que generaron en el artículo mencionan que el estado inflamatorio sistémico de bajo grado que padecen los pacientes con obesidad influye en el desenlace del COVID-19.

También se dice que el complejo proteico del inflamasoma NLRP3, que se encuentra activo en personas obesas, se ‘sobreactiva’ por el SARS-COVID-2 y causa las citocinas inflamatorias características en personas con COVID-19 en mal estado.

Hasta el día de hoy, solo se ha confirmado que, gracias a ello, mueren más hombres que mujeres, y que, cuando se contagian, son los que presentan los cuadros más severos.


Aún se espera la aprobación de otros países, sobre dicha investigación.

1237 visualizaciones