top of page

Instrumento para obtener imágenes espaciales más nítidas, UNAM

Redacción Mayte Mendoza Cerón ANCOP



El instrumento desarrollado en la UNAM “FRIDA”, se instalará en el 2023 en el gran telescopio Canarias (GTC), el telescopio óptico infrarrojo más grande del mundo que permitirá obtener imágenes de mayor nitidez.


Su tecnología es similar a la que usa Jams Webb de la NASA, por lo que se espera que observe objetos muy lejanos con gran precisión.


FRIDA (inFRared Imager and Dissector for Adaptive optics) permite hacer espectroscopia integral de campo e imagen en un sólo instrumento en el infrarrojo cercano, según explica Beatriz Sánchez y Sánchez, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y responsable técnica y gerente del proyecto FRIDA.


La experta investigadora comenta que “FRIDA es un instrumento que recibirá el haz corregido del Gran Telescopio Canarias mediante técnicas de óptica adaptativa, que corrige –aunque no al cien por ciento– la turbulencia que produce la atmósfera y entrega la imagen más nítida posible, por lo que tendrá una gran resolución espacial y espectral, similar a la de un instrumento colocado en el espacio. Dado que trabaja al límite de difracción y en el infrarrojo cercano, será capaz de ver objetos fríos en el universo. Esto requiere que el instrumento esté contenido en un gran criostato que opera a un alto vacío y muy bajas temperaturas, inferiores a -150 grados centígrados”.


GTC recolectará una gran cantidad de luz ya que tiene un espejo primario de 10.4 metros de diámetro, se trata del telescopio más en ese momento en base tierra, gracias a sus dimensiones y con el sistema de óptica adaptativa FRIDA va a producir imágenes con alta resolución espacial.


Algunos de los elementos que conforman al instrumento FRIDA son un parteaguas en la manufactura en México, pues sus criostatos de grandes dimensiones, a decir de Sánchez y Sánchez, nunca habían sido fabricados en el país. “También cuenta con ruedas de varios filtros que podrán cambiarse para observar las longitudes de onda deseadas, así como con una rueda de cámaras que permite cuatro escalas de resolución de imagen. Para la espectroscopia, se tiene una unidad de campo integral con rebanador de imágenes y un carrusel con rejillas de difracción para obtener una alta resolución espectral. Todo esto tiene que moverse con una altísima precisión y respetabilidad de posicionado. Esa demanda de precisión en los movimientos en sistemas criogénicos es algo que no se había desarrollado en México” señala Beatriz Sánchez Sánchez enfatiza: “El que el instrumento esté en un telescopio de 10.4 metros de diámetro permitirá una mayor captación de luz, para poder observar objetos mucho más lejanos. Contar con el sistema de óptica adaptativa y capacidades de FRIDA posibilitará mejorar nuestro conocimiento sobre la evolución de las galaxias, el comportamiento de los hoyos negros, las formaciones estelares. También podrán observarse nubes moleculares, entre otros objetos. En suma, las capacidades de FRIDA permitirán abordar una nueva y amplia gama de objetivos científicos”.

0 comentarios
bottom of page