top of page

Indolencia, simulación y falta de empatía, miles de familias aun damnificadas desde los

sismos de 2017

Redactor: Daniel Lee

Indolencia, simulación y falta de empatía, miles de familias aun damnificadas desde los sismos de 2017

Hoy 19 de septiembre cerca de 30 mil familias damnificadas no han podido regresar a sus casas desde al sismo registrado en 2017. Hay indolencia, simulación y falta de empatía de las autoridades que apuestan al olvido, mientras la gente sigue sufriendo mientras sigue brillando por su ausencia el Instituto para la Seguridad de las Construcciones, no hace su trabajo, no verifica que los inmuebles estén seguros.


A seis años de la tragedia que cobró la vida de 370 personas y dejó a más de 250 mil damnificados, en cifras oficiales las labores para que las víctimas recuperen su hogar no es hoy una realidad; las alcaldías Iztapalapa y Benito Juárez son donde más abandono hay hacia las víctimas.


Uno de esos personajes grises, sin duda lo es César Arnulfo Cravioto Romero, quien porcierto fungió como vocero en la campaña de Claudia Sheinbaum para la Jefatura de Gobierno. De diciembre de 2018 a julio del 2021, se “desempeñó” como Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, Comisión que se creó para que las personas damnificadas del sismo del 19 de septiembre de 2017 recuperaran su hogar, pero poco le importó.


Y para tenerlo en perspectiva Cravioto, suplió a Martí Batres en el Senado, dejando a su suerte aquella Comisión de Reconstrucción, cuya labor ha sido tortuosa e inacabada y parece que así se va a quedar.

Muchos damnificados siguen sin poder regresar a casa, basta recorrer la ciudad con buen ojo, hubo mucho interés de que se demolieran las construcciones para que se vieran los espacios en construcción como en antigua Taxqueña, en Vertiz 41233, en Morena 610 y en Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco donde quedan muchos inmuebles sin rehabilitar.

Para la mayoría de los damnificados que fueron organizándose, existieron muchos errores por parte de las autoridades al momento de analizar las construcciones que necesitaban remodelarse y las que debían derribarse para su reconstrucción y quienes las habitaban fueron los únicos afectados.

El gobierno, dicen, provocó que edificios que podían ser rehabilitados, fueran demolidos simple y llanamente para poder redensificar solo significó demoler un montón de edificios y nunca más los levantaron y, pues ahí siguen como terrenos baldíos”, denuncian.

Para los afectados no basta con hacer un simulacro cada 19 de septiembre para evitar una futura tragedia, ya que constantemente se debe instruir a la población y a los organismos dedicados a la revisión de inmuebles a verificar las construcciones en tiempo y forma para evitar un colapso o derrumbe.

“Nos vemos que se haya tomado la más mínima acción para prevenir, si se hace un simulacro cada año como se hace casi 38 años sin que eso signifique prevención. Aquí va a seguir habiendo sismos, pero eso no debe transformarse en una idea de que va a seguir muriendo gente, sino que la población debe estar preparada y saber qué hacer para prevenir alguna tragedia”, señaló uno de los muchos afectados.

0 comentarios

Kommentare


bottom of page