top of page

Homenaje póstumo en el Senado en memoria del senador Juan Pablo Adame Alemán


 Fue recordado por legisladores, familiares y amigos como un joven político humanista y fiel a sus convicciones 


En el Pleno del Senado de la República rindió un homenaje póstumo en memoria del senador 

Juan Pablo Adame Alemán, quien falleciera la madrugada del pasado 5 de diciembre, 

después de luchar contra el cáncer. 


Adame Alemán fue recordado por legisladores, familiares y amigos como un joven político 

humanista, fiel a sus convicciones, propositivo, optimista y que dejó un testimonio ejemplar, 

sobre cómo es ser un buen servidor público. 


A nombre de la Cámara de Senadores, la presidenta de la Mesa Directiva, Ana Lilia Rivera 

Rivera, expresó a familiares y amigos del senador, su más sentido pésame y solidaridad ante 

esta irreparable pérdida. 


La legisladora destacó que esta ceremonia se realizó con la aprobación y apoyo unánime de 

todas las senadoras y senadores que integran la Asamblea. 


“Todos tenemos presente la figura de Juan Pablo Adame y, asimismo, todos nos 

emocionamos cuando escuchamos en la tribuna el sentido mensaje que expresó, para 

presentar una propuesta con punto de acuerdo y una iniciativa para reformar la Ley General 

de Salud, e incorporar una materia de apoyos a personas cuidadoras de enfermos con 

cáncer”, indicó. 


Refirió que “el Pleno se cimbró” ante el emotivo mensaje que él tituló: “Un vaso de agua fría”, 

y que la senadora Josefina Vázquez Mota compartió desde la tribuna, para informar del 

lamentable deterioro de la salud del senador. 

​ 

El mismo sentimiento de tristeza, agregó, nos afligió el pasado 5 de diciembre, cuando 

tuvimos conocimiento de su lamentable pérdida. 


“Descanse en paz nuestro compañero senador Juan Pablo Adame Alemán, y a todos les 

reitero el duelo del Senado de la República por el fallecimiento de quien fuera nuestro 

compañero, no sólo como integrante de la Asamblea, sino por su notable desempeño en 

todas las responsabilidades que asumió en el servicio público”, concluyó. 


Al dar lectura de su semblanza, el senador Damián Zepeda Vidales, de Acción Nacional, 

subrayó que el legislador fue un joven político humanista, que se destacó por su liderazgo 

natural, audacia, estrategia, disciplina, determinación y por ser fiel a sus convicciones. 


Recordó que nació en Cuernavaca, Morelos, el 12 de septiembre de 1985. Fue licenciado en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de 

Monterrey, campus Ciudad de México; Maestro en Gobierno y Políticas Publicas por la 

Universidad Panamericana; y alcanzó el grado de doctor en Gobierno y Políticas Publicas, por el Instituto Nacional de Administración Pública. 


Precisó que fue miembro del PAN desde 2006, donde fue coordinador de formación de 

jóvenes y coordinador general de la secretaría estatal de Acción Nacional en Cuernavaca; 

desde 2007 a 2009 llevó las relaciones internacionales del Grupo Parlamentario en la Cámara de Diputados; posteriormente, en la LXII Legislatura fue diputado federal de 2012 a 2015. 


A temprana edad, dijo, “respondió a su vocación política y tras los años se mantuvo firme, 

sabiendo que ese era el camino para llegar a alcanzar la plenitud de su alma”. 


Elisa Almazán, esposa de Adame Alemán, aseveró que el liderazgo nato del senador le 

permitió destacar y ser capaz de lograr cosas que parecían imposibles, pues no se le 

cerraban las puertas para encontrar opciones y generar puentes para hacer buena política 

enfocada en el bien común. 


Además, pidió materializar la propuesta de Juan Pablo Adame para apoyar a las familias que cuidan a un enfermo con cáncer, así como asignar más recursos para la atención de esta 

enfermedad:​ 


“Les pido, en aras de darle continuidad, adopten como agenda en el último tramo de esta 

legislatura estas ideas que harán trascender su legado”, asentó. 


“Sean ustedes, senadores y senadoras, la voz permanente de las familias que, así como la 

nuestra, enfrentan el duro reto de vencer esta enfermedad. Lograrlo revivirá la voz de un 

joven que, con un profundo amor a su país, ha querido que su lucha no termine”, puntualizó 

Elisa Almazán. 


En tribuna, el senador Eduardo Ramírez Aguilar, coordinador de los senadores de Morena, 

señaló que Juan Pablo dedicó su vida al servicio público y mostró en el Senado su talento y 

capacidad para ser el artífice de grandes acuerdos en beneficio de la gente. “Su lucha contra su enfermedad es un referente de dignidad, determinación y amor por la vida, que nunca olvidaremos”. 


Josefina Vázquez Mota, senadora de Acción Nacional, relató que fue testigo de la alegría, fe y fortaleza que Adame Alemán mantuvo por su familia y amigos desde abril de 2022, momento en que se enteró de la enfermedad que finalmente terminó con su vida. “Son tantas lecciones de vida, amor, resiliencia y fe, que necesitamos tiempo para asimilarlas y algún día ser capaces de transformar nuestras vidas con tu ejemplo e inspiración”, expresó. 


De Movimiento Ciudadano, el senador Marco Antonio Gama Basarte destacó que Adame 

Alemán fue un político interesado profundamente en las personas, a quienes escuchaba y 

buscaba entender, además de que, como legislador, tuvo disposición al diálogo y la 

convicción de que nunca se debe renunciar al entendimiento. “Juan Pablo es un recordatorio 

constante de que podemos superarnos, ser distintos y de que podemos entendernos”. 


El senador del PVEM, Raúl Bolaños-Cacho Cué, consideró que Juan Pablo es la inspiración 

de muchas personas que desean dedicarse a la política, porque obtuvo logros a temprana 

edad; además, expresó su reconocimiento y apoyo a su familia. 


Nancy de la Sierra Arámburo, senadora del PRI, expresó que cuando Adame Alemán 

presentó su iniciativa en materia de salud, para atender a las personas con cáncer, logró el 

consenso de todos los Grupos Parlamentarios en un sólo día, y demostró que la verdadera 

política es la respuesta a las personas y la que abandera las causas justas con verdad y 

honestidad.​ 


La senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PT, dijo que, Juan Pablo Adame Alemán, 

fue un político con “talla”, que vivirá en el corazón de muchas personas y en la memoria de la política mexicana, ya que dejó un mensaje sobre la verdadera forma de hacer política y sobre la vida, y tomó las oportunidades con pasión, honestidad y sin corrupción. 


Por el PRD, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa destacó que, Adame Alemán fue un 

ejemplo de vida y con lealtad a los sueños, pues conjugó sus creencias con la lucha para 

consolidar un México democrático y en favor de sus convicciones políticas que siempre 

defendió. 


El senador Gustavo Enrique Madero Muñoz, del Grupo Plural, enfatizó que Juan Pablo fue un 

hombre propositivo, optimista e involucrado para estudiar y analizar como incorporar las 

nuevas agendas en materia de tecnología, ciencia e innovación, a fin de impulsar a los 

jóvenes para que construyan un mejor futuro para el país. 


La legisladora Claudia Ruiz Massieu Salinas dijo que el senador dejó un testimonio ejemplar, 

principalmente sobre cómo es ser un buen servidor público en la arena política, con 

congruencia, convicciones y principios. Además, demostró cómo se deben de conducir los 

actores políticos: con dignidad, desprendimiento y amor por los demás en el plano personal, 

humano y, particularmente, ante la adversidad. 


Al homenaje también asistieron Marco Adame Castillo y Mayela Alemán de Adame; Elisa 

Almazán Smith, Guillermo Almazán Bertotto, Carolina Smith, así como los niños María José, 

Rodrigo e Inés Adame Almazán. 

0 comentarios
bottom of page