GRUPO DE ACCIÓN INMEDIATA CONTRA RED INTERNACIONAL DE TRAFICANTES DE PERSONAS

NOTA

Redacción ANCOP

Con el respaldo abierto y comprometido por parte de distintos países de América del Norte, Centro América y el Caribe, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, anunció la creación del Grupo de Acción Inmediata contra la red de traficantes de personas responsables de la tragedia en Chiapas.


Guatemala, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, México, Nicaragua y República Dominicana, sellaron el compromiso para investigar, identificar, aprehender y presentar ante la justicia a los integrantes y mandos de la organización criminal transnacional responsable de esta tragedia humana.


Un comunicado conjunto -dado a conocer por la cancillería mexicana- señala que “es inaceptable que las redes multinacionales de tráfico humano sigan siendo responsables de la terrible pérdida de vidas. Tenemos el compromiso compartido de aplicar todo el peso de la Ley contra quienes resulten responsables, además de trabajar de manera coordinada para combatir el tráfico humano en todas sus manifestaciones”.


El accidente ocurrido en Chiapas el pasado 9 de diciembre, cobró la vida de por lo menos 55 personas de distintas nacionalidades, y un saldo de más de un centenar de heridos, todos presuntamente víctimas de una red internacional de tráfico de personas.


Este grupo multinacional, subrayó su condena y repudio por las acciones criminales de las redes internacionales de traficantes de personas, y anunció que ya se trabaja de manera coordinada para que las víctimas del accidente y sus familiares reciban todas las facilidades y el apoyo consular que requieran.


“Cada país asumirá la investigación en su territorio y, además de las herramientas existentes de cooperación jurídica, se establecerá un mecanismo para intercambiar información de manera fluida y directa, a fin de presentar a la brevedad resultados a los deudos y a la opinión pública en general”, señala el comunicado.


Los países de la región reiteran su respaldo a la migración segura, ordenada y regular y su abierto repudio a la acción de las redes criminales internacionales de tráfico de personas.