Fumar vaporizantes de sabor crea un máximo riesgo para la salud humana

NOTA

Redacción David Enciso ANCOP

La moda entre los jóvenes hoy en día es fumar tabaco y ahora los famosos cigarros electrónicos con saborizantes que se pueden consumir en todo lugar, incluso en establecimientos cerrados como cines.


Sin embargo, esto ha causado un revuelo en la sociedad y en la salud, pues se ha detectado que estos vaporizantes de sabor causan un daño irreversible en la salud de las personas. Algo que crea aún más revuelo es que son permitidos en espacios cerrados, volviéndose un objeto de bolsillo que se puede utilizar en cualquier lado, sin importar los señalamientos de no fumar.


La Secretaria de Gobernación y Cofepris comunican que fortalecerán la vigilancia sanitaria y el aseguramiento de dispositivos en los órdenes federal y estatal, esto debido a las afectaciones en la salud humana.


Cofepris ha declarado máxima alerta sanitaria a consecuencia de los riesgos que representan los vapeadores en absolutamente todas sus presentaciones. Se pretende fortalecer acciones de control, pues el daño podría ser severo en un medio o largo plazo. Es importante dejar en claro que ningún vapeador o “calentador” cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento de la Secretaría de Salud y aun así se permite su distribución, comercialización, venta y consumo.


Hay reportes que señalan que la inhalación de un excipiente frecuentemente encontrado en dispositivos de vapeo denominado acetato de vitamina E constituye un riesgo ya que se trata de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

6 visualizaciones