top of page

Fallece Fray Gabriel Chávez de la Mora el arquitecto de la nueva basílica de Guadalupe

Redacción Daniel Lee ANCOP

Este sábado, murió el arquitecto fray Gabriel Chávez de la Mora, uno de los responsables de la construcción y diseño de la Nueva Basílica de Guadalupe.


Recibió el Premio Nacional de Arquitectura e Ingeniería 2020 en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.


La noticia fue dada a conocer por parte de Héctor García Curiel, Coordinador General de Patrimonio de la Universidad de Guadalajara (UdeG) quien lo compartió a través de su cuenta oficial de Twitter.


De igual forma el hecho fue notificado por el padre José de Jesús Aguilar, quien publicó que se unía en oración por el sensible fallecimiento del "arquitecto de Dios" y compartió una imagen de él con Gabriel Chávez de la Mora.


Sin embargo, hasta el momento, ninguna dependencia ni el perfil oficial del emblemático recinto ubicado en La Villa, han emitido comunicado alguno o han confirmado la noticia.


Su obra, constituida por 175 proyectos, está dedicada en su mayoría a construcciones religiosas.


SU TRAYECTORIA

Nació el 26 de noviembre de 1929 en Guadalajara, Jalisco, y es hijo de Victoria de la Mora Navarrete y Arturo Chávez Hayhoe, doctor e historiador. Cursó la secundaria y preparatoria en el Colegio Cervantes de los maristas.


Entre sus obras destacadas se encuentra la Nueva Basílica de Santa María de Guadalupe ubicada en la Ciudad de México; la Capilla Ecuménica La Paz en Acapulco, Guerrero; la Catedral de Ciudad Nezahualcóyotl en el Estado de México, entre otras.


Desde entonces se desempeñó como dibujante y diseñador de maquetas en el taller de los arquitectos Martínez Negrete-De la Peña. Para 1947, cursó el primer año de la licenciatura de ingeniería civil.


Un año después, en 1948, se funda la Escuela de Arquitectura de la UdeG de la cual formará parte de la primera generación en graduarse ahí y donde tomó clases con el arquitecto Ignacio Díaz Morales, el canónigo José Ruiz Medrano, el doctor Mathias Göeritz y al arquitecto Eric Coufal, entre otros.


En 1953 elaboró el águila de la plaza de la Bandera en el sector Reforma con la que ganó un concurso y dos años después terminó la carrera. Igualmente en mayo de 1955 ingresó al monasterio de los benedictinos de Nuestra Señora de la Resurrección en Cuernavaca, Morelos.


Una década después recibió la ordenación sacerdotal de manos del obispo de Cuernavaca, Sergio Méndez. De 1968 a 1976 trabajó con los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez, José Luis Benlliure, Alejandro Schoenhofer y Javier García Lascuráin en la Basílica de Guadalupe.


A nivel internacional estuvo relacionado con la asesoría en el diseño o renovación litúrgica de: la Capilla del Priorato Benedictino de Tibatí, Colombia y la Parroquia de Santiago, Guatemala (1973); Capilla de la Abadía Benedictina de La Pierre Qui Vire, Francia, la Capilla Guadalupana de la Basílica de Nuestra Señora de Lourdes, Francia, y en el estudio de las modificaciones de la Abadía Benedictina de Monserrat, Barcelona (1979); la Capilla de la Abadía Benedictina de Amplefort, Inglaterra (1980), entre otras más.


En el transcurso de ese periodo se dedicaría al diseño, renovación y readaptación de diversos espacios sacros tanto a nivel arquitectónico como escultórico, pictórico y diseño. A su vez, es creador de la tipografía que lleva su nombre y que ha sido utilizada en documentos parroquiales, panfletos, libros y leyendas al interior de templos.


RECONOCIMIENTOS

Obtuvo la medalla de oro en la Segunda Bienal de Arquitectura Jalisciense, por el diseño del Teatro de San Benito Abad, del Centro Escolar del Lago en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.


En diciembre del 2021, el arquitecto recibió el Premio Nacional de Arquitectura e Ingeniería 2020 el cual se dio durante una de las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).


Tras el evento, el religioso hizo una petición al presidente sobre no quitar los presupuestos destinados a las entidades que velan por la construcción y preservación del amplio patrimonio cultural de la historia de México.


Ya en noviembre de este año, la UdeG entregó el título de Doctor  Honoris causa al fraile por sus importantes contribuciones nacionales e internacionales.


FUENTE Presente Diario del Sureste

0 comentarios

Comentários


bottom of page