Estudiantes de Chiapas diseñan sistema para evitar caídas de sillas de ruedas

La innovación se le nombró IF Brake y es un sistema de bajo costo, efectivo y accesible, dicen los diseñadores.

Dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Chiapas inventaron un freno y un sistema de detección de obstáculos para sillas de ruedas con los cuales se reduce drásticamente el riesgo de que las personas tengan accidentes y caigan con su silla, lo que les dejaría extremadamente vulnerables en el suelo.


Por este trabajo, los dos jóvenes estudiantes de Ingeniería Biomédica, Pedro Imanol Betanzos Montolla y Flavio Alonso Juárez Castro, fueron seleccionados como finalistas del Premio James Dyson Award México, dirigido a universitarios que realizan innovaciones en diseño e ingeniería que puedan transformar a la sociedad.


En entrevista para los lectores de Crónica, Betanzos y Juárez informaron que el nombre de su innovación es IF Brake. Ellos narraron que la solución surgió cuando ayudaron a un amigo a reparar su silla de ruedas que se había estropeado y una llave de "matraca" se atascó en la reparación. De esa dificultad surgió la idea que fue premiada.


“Todo surgió porque mi mamá es Trabajadora Social y tiene mucha cercanía con niños con algún tipo de discapacidad motriz. Entonces nos comentaba que muchos de los menores no cuentan con un acompañante todo el día y se les dificulta mucho poder desplazarse solos por la falta de fuerza o por no poder bien los objetos. Esto nos hizo ver que esta es una de las causas por las que se presentan muchas caídas en pacientes con silla de ruedas”, contó Flavio Juárez Castro, quien comenta que esas conversaciones con su mamá les hicieron ver que en las sillas de ruedas hay muchos problemas mecánicos que no se han resuelto, por ejemplo evitar que una silla se vaya para atrás en las subidas, si el usuario no tiene la fuerza para frenar.


“Ahí fue donde se unió el problema que hay en la vida cotidiana con la carrera que estamos estudiando porque nuestro trabajo es generar soluciones en salud, pero desde el ámbito de la ingeniería y aquí encontramos una posibilidad de aportar una solución tecnológica para un problema muy claro”, señaló Pedro Betanzos Montolla.


El hecho concreto que generó la idea para solucionar el problema llegó cuando Pedro Imanol y Flavio Alonso recibieron una petición de un compañero de trabajo de la mamá de Flavio para revisar los frenos de una silla.


“Empezamos a repararla y vimos que era un sistema de frenos tradicional, pero nos ayudó a hacer un descubrimiento sobre los giros de las tuercas porque al usar una de las llaves y dejarla momentáneamente en un determinado eje, ya no pudimos mover la silla hacia atrás, pero sí podíamos desplazarla hacia adelante. Así concluimos que podríamos usar un mecanismo muy sencillo para crear este tipo de freno”, cuenta Juárez Castro.


A su vez, Betanzos Montolla explica que el prototipo que fue reconocido por la Fundación James Dyson no fue el primero pues tuvieron que hacer varias versiones hasta conseguir el resultado que buscaban.


Adicionalmente al trabajo mecánico en el sistema de frenos, los estudiantes de la Universidad Politécnica de Chiapas crearon otro equipo electrónico que activa el freno cuando recibe información de sensores que le avisan que hay una obstrucción o cambio en la superficie del terreno por el que se están desplazando.


El sistema de sensores informará si debe activarse el freno hacia adelante, para que la silla no avance, pero sí retroceda y tome otra ruta con la acción de retroceder un poco y cambiar de dirección. También cuenta con un giroscopio para detectar pendientes, con lo que se activa el freno para no irse hacia atrás.


IF Brake está en etapa de prototipo, pero ya es un sistema de bajo costo efectivo y potencialmente disponible para la mayoría de los usuarios de sillas de ruedas.


Sistema

El sistema de frenado cumple dos funciones: 1) detectar obstáculos y 2) detectar caminos inclinados en la trayectoria de una silla de ruedas. Realiza ambas tareas gracias a dos sensores ultrasónicos colocados en la parte lateral de los reposapiés. Mediante un giroscopio con Inteligencia Artificial, el IF Brake detecta la inclinación de la silla y registra obstáculos. Esto permite activar el sistema de frenado y redireccionar la trayectoria de la silla de ruedas, o bien, continuar el camino en el caso de tramos en subida.