Especies en peligro de extinción pierden gran parte de su hábitat por fuegos en el Amazonas

Los períodos en que los incendios aumentan están relacionados con la relajación de políticas que previenen la deforestación de la zona.

Hasta el 85% de las especies catalogadas como amenazadas en el Amazonas pueden haber perdido una parte sustancial de su hábitat debido a la deforestación y los incendios en las últimas dos décadas.


La investigación que publica "Nature", y es encabezada por la Universidad Estatal de Florida (Estados Unidos), calcula que por cada 10 mil kilómetros cuadrados de bosque que se queme, se verán afectadas entre 27 y 37 especies vegetales y de dos a tres especies de vertebrados que tienen más del 10 % de su área de distribución en el Amazonas.


La degradación de los bosques amenaza la resistencia de este ecosistema y se prevé que para 2050 haya habrá perdido entre el 21% y el 40% de la cubierta forestal, lo que tendrá grandes repercusiones en la biodiversidad amazónica.


Para entender mejor estos impactos, el equipo dirigido por Xiao Feng, investigó cómo los incendios forestales han afectado al área de distribución geográfica de 11 mil 514 especies de plantas y 3 mil 79 especies de animales en las últimas dos décadas.


Desde 2001, entre 103 mil 79 y 189 mil 755 kilómetros cuadrados de selva amazónica (entre el 2.2 y el 4.1 % de la superficie total) han sufrido incendios, que han afectado a las áreas de distribución de entre el 77.3 al 85.2 % de las especies catalogadas como amenazadas en esta región, según estiman los autores.


El estudio apunta que los períodos de aumento de los incendios "se correlacionan con la relajación de las políticas diseñadas para frenar la deforestación y la quema de bosques".


En Brasil, esas políticas aplicadas a mediados de la década de 2000 se relajaron en 2019, lo que supuso un aumento de la superficie afectada por los incendios (entre un 20 y un 28 % más de lo previsto), lo que afectó a las áreas de distribución de entre 12 mil 64 y 12 mil 801 especies de plantas y vertebrados.


Estos resultados, según los autores, demuestran la conexión entre la política y los incendios forestales y cómo estos factores pueden afectar a la biodiversidad.


La cuenca del Amazonas desempeña un papel vital en la regulación del clima de la Tierra y alberga el 10% de todas las especies conocidas.


A medida que los incendios se acercan al corazón de la cuenca amazónica, que tiene mayores niveles de biodiversidad, se espera que el impacto de los incendios en la biodiversidad aumente, indica la publicación.