Esencial, atender la salud mental de los adolescentes

Es necesario no inhibir las emociones y fomentar actividades de esparcimiento y diversión para preservar la salud mental de los adolescentes ante los cambios que vive la sociedad debido a la pandemia de COVID-19, recomendó el coordinador del Centro de Estudios y Servicios Psicológicos Integrales, Alejandro Gutiérrez Cedeño.

“Las cosas no han sido fáciles, pero en la prudencia, en la empatía de saber que nuestros jóvenes pueden estar tristes, desesperados o angustiados, y necesitan un espacio privado dentro del mismo hogar, lo que les ayudará a manejar mejor las emociones”, explicó.


El psicólogo mencionó que la diversión permite a los adolescentes mejorar su salud mental y desarrollarse en sociedad de una manera más exitosa.


Explicó que el manejo adecuado de emociones como la ira, la desesperación, la ansiedad o el miedo, es esencial para la supervivencia humana, por lo que sugirió a los padres de familia observarlos de manera constante, escucharlos y reconocer lo que detona ciertos comportamientos para ayudarlos a liberar su enojo y frustración mediante actividades físicas o de entretenimiento.


Los adolescentes “son un grupo de la población que pasa por cambios físicos hormonales y psicológicos, además de estar consolidando su personalidad y carácter que determinarán las decisiones que tomen en su vida adulta”, por lo que hay que buscar los espacios propicios para que llore, se enoje, diga que está desconcertado o “no sé qué hacer con mis emociones”, expresó el académico.


Para Gutiérrez Cedeño, la calidad de la salud mental debe ser una prioridad del ser humano y promoverse desde los hogares con momentos de diversión de creatividad, de esparcimiento e incluso de treguas cuando la convivencia sea compleja, como ocurre ante el aislamiento y el encierro, derivados de la presencia del virus del COVID-19.