En México, prefieren quemar el gas a invertir en infraestructura para poder darle otro uso

Por Marlone Serrano Hernández

En el Complejo Procesador de Gas Cactus, operado por Petróleos Mexicanos (PEMEX), en Chiapas, se quema el gas. Pues en la instalación no se puede procesar el gran volumen de gas emitido por la producción de petróleo, eliminando de esta forma, que, según los científicos, es una práctica industrial, es nocivo para el medio ambiente.


Quemar el exceso de gas, es más económico que invertir en infraestructura para poder procesarlo, y darle un uso a todo ese gas que se ‘desperdicia’. Además, no sólo se libera el dióxido de carbono, sino, también el metano, un gas con mayor efecto invernadero.


Además, no solo está afectando al medio ambiente, también se sabe por medio de las respuestas de los residentes de la colonia Del Carmen en diversas entrevistas, que ya presentan consecuencias de tal acto por parte de PEMEX.


Dolores de cabeza, tos, irritación de ojos y picazón en la piel, son algunos de los síntomas que presentan por la quema de gas. Incluso, se señala el fuerte olor a azufre y la lluvia de cenizas.


“No es normal, no en este tamaño”, mencionó Prud Homme, quien fuera trabajador en el regulador del sector energético y en el Centro Nacional de Control del Gas Natural.

México se ha colocado entre los 10 países principales quemadores del mundo.

1565 visualizaciones