El país de maíz

El maíz en México, es más que un cereal, es tradición e identidad. Este cultivo está presente en un sinfín de platillos mexicanos y representa a la cultura mexicana. Su origen se dio en la región central de México con la fusión de plantas domesticadas por los habitantes de la América prehispánica. Sin embargo, existe una leyenda que relata el origen del este gracias a la intervención de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.


Foto deMichael FischerenPexels


Cuenta la leyenda que los Aztecas se alimentaba de raíces y animales que cazaban, lo cual no era suficiente para abastecer a su pueblo y, a pesar de saber de la existencia del maíz, éste se encontraba oculto detrás de unas enormes montañas, por lo que su acceso era muy difícil. Los dioses, al conocer la desdicha de su pueblo, intentaron abrir una brecha sin logro alguno.


Fue hasta la llegada de Quetzalcóatl cuando los aztecas pudieron tener acceso al alimento ya que, contrario a los otros dioses, él se convirtió en una pequeña hormiga y se encaminó hacia la búsqueda de esta preciada planta. Cuando volvió al pueblo azteca, les brindó un grano de maíz que, después de cosechar y cuidar, se convirtió en un hermoso campo y en el sustento del pueblo.


Nuestros antepasados aztecas conocían bien la importancia de esta planta y nosotros también por lo que se declaró el 29 de septiembre como el Día Nacional de Maíz.