El origen de las auroras boreales

Redacción Amanda Toscano González ANCOP



Uno de los fenómenos naturales más bellos del mundo, son las auroras boreales, las cuales suelen apreciarse en Alaska, Canadá, Groenlandia, Islandia y Escandinavia, aunque la mayoría de las personas solo podemos verlas en fotos, suele causar intriga su origen y aquí tenemos la respuesta.


Las auroras boreales se producen gracias a un choque entre las partículas que emite el sol contra el campo magnético del planeta, las cuales son atraídas hacia los polos por la magnetósfera colisionando con átomos de oxígeno y nitrógeno, que provocan los destellos luminosos característicos de las auroras.


Pero no solo eso, pues es una carrera de electrones cargados de energía, toda esta actividad solar provoca aún más llamaradas potencialmente cargadas y al aumentan esta actividad lo suficiente para generan tormentas solares.


Los colores en el fenómeno, no solo son el verde esmeralda y el azul, pues estos dependen de los componentes naturales y surgen de la siguiente manera: Verde y amarillo es el resultado de la excitación del oxígeno, mientras que los azules, purpuras y rojos, son gracias al nitrógeno. Incluso las auroras boreales emiten un sonido, parecido al de un chasquido, que, aunque las personas no podemos percibirlo, lo produce y viaja a una altitud de 70 kilómetros.


Algo a destacar es que las auroras boreales no solo ocurren en la Tierra, también en Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno pues también tienen fenómenos de interacción entre los campos magnéticos y el viento.

6 visualizaciones