top of page

El núcleo de la Luna no es muy diferente al nuestro

Redacción: Joel Charles



Un nuevo estudio afirma que la Luna, nuestro familiar vecino celeste, cuenta con un núcleo sólido de densidad similar a la del hierro.


La Luna posee un núcleo sólido de 500 kilómetros de diámetro y densidad muy similar a la del hierro, esta estructura es consistente con la desaparición del campo magnético de la Luna y con la circulación de compuestos del hierro a través de su manto.


Al ser la Luna el único satélite natural de la Tierra, esta tuvo su origen ligado al de nuestro planeta, por lo que no es de extrañar que ambos compartan ciertas similitudes, aunque también se observan entre ellos grandes diferencias.


En términos comparativos, la Luna posee un gran tamaño: si dejamos de lado a Caronte (el satélite del planeta enano Plutón), la Luna, es el mayor satélite natural del sistema solar. Su diámetro, de 3.500 kilómetros, es mayor que la cuarta parte del terrestre (13.000 kilómetros). Si la Tierra tuviese el tamaño de un balón de baloncesto, la Luna sería como una pelota de tenis y ambos cuerpos estarían separados por 7 metros de distancia.


A pesar de que ha habido varias misiones de exploración lunar así como sondas enviadas para explorar la superficie, la Luna todavía tiene algunos secretos, el más grande de estos referente a la estructura de su núcleo, los sismógrafos instalados por las misiones Apolo, permitieron estudiar la estructura lunar gracias a los sismos producidos por el efecto de las mareas terrestres o por la caída de grandes meteoritos. Así, sabemos con certeza que nuestro satélite está cubierto por una fina corteza (de unos 50 kilómetros de espesor) de composición química bien diferenciada.


Cuando hablamos de la estructura de la Luna, esta se parece en parte a la de la tierra, la gran diferencia radica en que el interior de la Tierra es muy caliente y siempre se mantiene activo, mientras que el núcleo de la Luna es mucho menor y más frío.


Se ha usado el experimento de telemetría láser-Luna para investigar el núcleo, esta técnica consiste en enviar potentes rayos láser desde la Tierra para que se reflejen en los cinco reflectores que están instalados en la Luna, los datos obtenidos han permitido deducir que la Luna debe de tener un pequeño núcleo sólido rodeado de una capa fluida.


En un nuevo estudio, un equipo de astrónomos de instituciones francesas dirigido por Arthur Briaud (CNRS) ha examinado todos los datos obtenidos sobre el núcleo lunar obtenidos por diferentes técnicas, incluyendo las de telemetría láser y otras relacionadas con la rotación del satélite. Los investigadores encontraron que el núcleo sólido tiene un diámetro de 500 kilómetros, esto es, un 15 % del diámetro de la Luna.


El artículo de Briaud y colaboradores, titulado The lunar solid inner core and the mantle overturn ha sido publicado hace unos días en la prestigiosa revista científica Nature.

0 comentarios

Commenti


bottom of page