top of page

El INAH entrega reconocimientos a estudiantes universitarios

Redacción Edgar Jiménez ANCOP



Claudia Paulina Cruz fue galardonada por el Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA), esto por la creación de una base de datos que funciona de manera tridimensional, esto ayuda a un reconocimiento con mayor exactitud en la variabilidad facial de la población, en este caso mexicana, siendo una herramienta para la ciencia forense.


El Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, ganó el Premio Javier Romero Molina en Antropología Física, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


Eliseo Francisco Padilla Gutiérrez, egresado del IIA, recibió mención honorífica a la mejor tesis de doctorado dentro del Premio Alfonso Caso en Arqueología, esto por su estudio, que es por demás detallado, sobre la cerámica granulada de Teotihuacán.


Claudia Cruz Venegas destacó por su base de datos, que logra identificar fotografías, que es un plano bidimensional, para saltar a una representación tridimensional, por lo que declaró que “La ventaja de estas bases de datos que estamos creando es que son tridimensionales, y los análisis son más certeros cuando se revisa un objeto en toda su dimensión. En una foto ves un objeto de forma aplanada, mientras que nuestra versión permite hacer una visión estereográfica de la persona para analizar las variaciones tridimensionalmente, lo que permite ser más certeros y confiables”.


Padilla Gutiérrez estudia la cerámica granular desde hace 20 años, y dedicó su maestría a indagar si provenía de Guerrero, y el doctorado a comprobar que es originaria de los Valles de Morelos.


En sus estudios, el experto ha recurrido a la arqueometría, que somete hipótesis y materiales arqueológicos a pruebas físicas, químicas y de laboratorios híbridos (de ciencias y humanidades)

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page