top of page

El impactante descenso del Satélite Aeolus: Las imágenes detalladas de su reentrada en la atmósfera

terrestre

Redactor: Joel Charles

El impactante descenso del Satélite Aeolus: Las imágenes detalladas de su reentrada en la atmósfera terrestre

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha compartido un insólito vídeo que muestra los últimos momentos del satélite Aeolus en su reentrada a la atmósfera. Se trata de una animación compuesta por ocho fotos capturadas por la antena radar de 34 metros de diámetro del Instituto Fraunhofer, en Alemania, donde se puede ver cómo la nave incandescente se tambalea al entrar en contacto con la atmósfera terrestre.


El satélite Aeolus, el primero de su tipo dedicado a monitorizar los vientos terrestres y contribuir a la comprensión de la evolución del clima en nuestro planeta, ha protagonizado un sorprendente episodio en su ciclo de vida. Después de cumplir su misión durante más de cinco años, comenzó su descenso programado hacia la atmósfera de la Tierra hace poco más de un mes, a la altura del estado norteamericano de Alaska.


La misión del Aeolus destacó por ser la primera en intentar una reentrada asistida. Ingenieros de la ESA llevaron a cabo una serie de maniobras precisas para guiar al satélite a través de su descenso controlado. En un principio, el satélite utilizó su combustible restante para reducir gradualmente su órbita, y posteriormente, se apagaron sus instrumentos en preparación para su desintegración en la reentrada.

Según estimaciones de la Agencia Espacial Europea, alrededor del 80% de la nave se quemó debido a la fricción con la atmósfera, mientras que el 20% restante sobrevivió y cayó sobre la región de la Antártida. Estas maniobras no solo redujeron significativamente el riesgo de escombros espaciales descontrolados, sino que también acortaron considerablemente el período durante el cual el Aeolus permaneció sin control en órbita, disminuyendo así la posibilidad de colisiones con otros satélites.


La experiencia adquirida con la reentrada programada del satélite Aeolus tiene un valor inestimable para futuras misiones espaciales. La ESA planea utilizar esta información para diseñar estrategias de desintegración seguras y controladas en misiones futuras.


"Los operadores de naves espaciales están acostumbrados a dialogar con sus misiones, pero los desechos no pueden hablar. Estas últimas observaciones confirmaron que el quemado final de Aeolus había ido bien y que el satélite, ahora muerto, había entrado en la órbita elíptica esperada, con una altitud mínima de 120 km", explicó Benjamin Bastida Virgili, experto de la Oficina de Desechos Espaciales de la ESA.


Las imágenes obtenidas por el Radar de Seguimiento e Imagen (TIRA) del Instituto Fraunhofer muestran colores producidos por la distinta intensidad de las señales que rebotaron contra el Aeolus en sus últimos momentos. También se puede apreciar cómo la nave se movía constantemente debido al contacto con la atmósfera terrestre.


Tommaso Parrinello, jefe de misión de Aeolus, expresó su admiración por el inusual seguimiento de la nave: "Con Aeolus, en un ejemplo notable de vuelos espaciales sostenibles y operaciones responsables, nos quedamos con la misión todo el tiempo que pudimos, guiando su regreso tanto como fue posible y estas imágenes son nuestro último adiós a la misión que todos echamos de menos, pero cuyo legado sigue vivo."


Este espectacular registro visual proporciona una perspectiva única sobre los desafíos y triunfos de la exploración espacial y la importancia de gestionar de manera responsable los objetos en órbita. El satélite Aeolus deja una huella imborrable en la historia de la ciencia espacial y la gestión de desechos en el espacio exterior.

0 comentarios

댓글


bottom of page