El glaciar Ayoloco es sólo recuerdo

El cambio climático ya no es sólo un tema mencionado en las conversaciones de los especialistas.

Investigadores de la UNAM certificaron la desaparición del glaciar Ayoloco en 2018, en la cumbre del Iztaccíhuatl, lo cual es muestra de la acelerada pérdida de las masas de hielo de las montañas en México.


“En las próximas décadas los glaciares mexicanos desaparecerán irremediablemente”, advierte la placa colocada por los expertos mexicanos.


A unos cuantos kilómetros del Valle de México el emblemático volcán conocido también como la Mujer dormida, sufre un deterioro significativo por el descongelamiento total del glaciar Ayoloco, protagonista en muchos trabajos de artes visuales, fotografía, filmografía y literatura.


Las consecuencias serán la disminución de agua disponible y la temperatura aumentará t habrá menos precipitaciones pluviales.


En el lugar que ocupó por siglos el Ayoloco, los investigadores colocaron una placa metálica, con el mensaje:


“A las generaciones futuras: Aquí existió el glaciar Ayoloco y retrocedió hasta desaparecer en 2018. En las próximas décadas, los glaciares mexicanos desaparecerán irremediablemente. Esta placa es para dejar constancia de que sabíamos lo que estaba sucediendo y lo que era necesario hacer. Solo ustedes sabrán si lo hicimos”. La colocación de la placa la encabezo el investigador de Geofísica Hugo Delgado Granados.


La montañista Anel Pérez Martínez consideró que la placa es una deshonra y vergüenza para la humanidad, que no pudo comprender y valorar lo que ya es una realidad: la emergencia climática ocasionada por la irresponsabilidad de las autoridades y de la población.